El milagro de las 200 mil abejas que sobrevivieron al incendio de Notre Dame

Mientras el fuego tumbaba la mítica aguja de la Catedral parisina nada se sabía de la suerte que habían corrido los 200.000 insectos. Aunque pocos conocían que en sus techos habitaban tres grandes colmenas, los que sí lo sabían esperaban ansiosos alguna novedad… Hasta que la información llegó: sobrevivieron.

"Las abejas están vivas", confirmó emocionado a la agencia AFP el apicultor Nicolas Géant, quien se ocupa de las colmenas de Notre-Dame situadas en la sacristía, a un costado del templo. "Al principio pensé que las tres colmenas se habían quemado, no tenía ninguna información. Pero luego vi en las imágenes satelitales que no era así y el portavoz de la catedral confirmó que entraban y salían de sus colmenas", agregó.

Géant recibió mensajes y llamadas del mundo entero de personas que preguntaban si las abejas habían muerto por las llamas. "Era inesperado. Recibí llamados de Europa por supuesto, pero también de Sudáfrica, Japón, Estados Unidos y Sudamérica", dijo.

En caso de incendio y de los primeros signos de humo, las abejas toman mucha miel y protegen a su reina. Por el miedo era cómo podían reaccionar: "Esta especie (abeja europea) no abandona su colmena. (…) El CO2 (dióxido de carbono) las adormece", señaló Géant, quien espera volver a ver a a las abejas la "semana próxima".

Cada colmena produce en promedio cada año 25 kilos de miel, vendido al personal de Notre-Dame, que las alberga desde 2013.

Pero, ¿qué hacen 200 mil abejas en Notre-Dame? En los últimos años se ha vuelto común que se instalen en la capital francesa colmenas en diversos e inesperados lugares, como por ejemplo la Opera de París.

La reconstrucción

Empresas y millonarios prometieron ayuda para reconstruir la catedral. Entre las donaciones anunciadas por grandes fortunas francesas, destacó la de la familia de Bernard Arnault, propietario del grupo de productos de lujo LVMH, que prometió 200 millones de euros.

Además propuso que su empresa ponga a disposición "sus equipos creativos, arquitectónicos y financieros" para ayudar a la reconstrucción y a la recaudación de fondos.

La familia Bettencourt, heredera de L'Oréal, anunció una donación de 200 millones de euros, cien a través de la compañía y cien a través de su fundación.

Por su parte la familia de François Pinault, propietario del grupo Kering, que comercializa marcas como Gucci o Yves Saint Laurent, anunció 100 millones de euros a través de su compañía de inversiones Artemis. A través del grupo empresario familiar, el gigante francés de la publicidad JCDecaux se comprometió a donar 20 millones de euros.

Martin Bouygues, propietario del grupo Bouygues, y su hermano Olivier dijeron estar "muy afectados" y harán una donación "a título personal" de diez millones de euros a través de su holding familiar, SCDM.

El millonario Marc Ladreit de Lacharrière, que controla la compañías de inversiones Fimalac, prometió también diez millones de euros "para la restauración de la aguja, símbolo de la catedral" que se derrumbó por el incendio.

El presidente de la petrolera francesa Total, Patrick Pouyanné, anunció en Twitter que el grupo, "primer mecenas de la Fundación para el Patrimonio", una fundación privada francesa, haría un "donativo especial" de cien millones de euros.

A través de su fundación, el banco Crédit Agricole anunció una donación, cinco millones de euros, destinados a las medidas de salvaguardia de urgencia de la catedral.

El banco BNP Paribas anunció una donación de 20 millones de euros, mientras Crédit Mutuel y CIC no precisaron los montos de sus promesas.

El grupo informático Capgemini anunció un millón de euros, la constructora Vinci dijo que aportaría "parte de la financiación" pero sin anunciar el monto y el grupo Michelin también participará a través de fundación.

La principal organización patronal francesa, el Medef, pidió a las empresas que participen en la colecta organizada por la Fundación del Patrimonio. La Confederación de Pequeñas y Medianas Empresas (CPME) está por su parte "a disposición de los poderes públicos para movilizar a su red nacional de artesanos".

Otras compañías, como Groupama, anunciaron una donación de 1.300 robles de sus bosque en Normandía para reconstruir "la techumbre" de la catedral, y la compañía Air France dijo que "transportará gratuitamente a todos los responsables oficiales que participarán en la reconstrucción".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...