La voz de Micaela Chauque a los Gardel

Desde el último diciembre viene sonando "Jallalla", la nueva producción de Micaela Chauque, pero su nominación para los premios Gardel nos obliga a empezar por hablar del tema antes que de la misma música. Aún de gira por Buenos Aires, nos atiende para contarnos que "postulamos el disco pero sin ningún ánimo de que nos tuviesen en cuenta. Imaginate que se presentaron como dos mil discos de todo el país". Nos cuenta que "no me entero directamente, sino que unos amigos me escriben diciendo: "felicidades!". Yo no sabía de qué, les pregunto y entonces me dicen que salí nominada para el mejor álbum femenino de música folclórica del año. Fue una sorpresa tremenda. Estaba dando clases en la Escuela de Artes de Humahuaca y lo compartí con mis alumnos, les expliqué de qué se trataban los premios Gardel".

Explica que "pensé en ellos, que van a ser músicos, y creí que era importante que supiesen de qué se trataba. Hablamos de las nominaciones, de las categorías, pero cuando llego a mi casa aún seguía sorprendida, y me llega el mail de la gente de la organización, y ahí ya me terminé de convencer".

Nos dice que "el disco se editó en diciembre del 2018, apenitas tiene unos meses. Es un disco muy nuevo que se editó en Buenos Aires, que lo presentamos en la Usina del Arte con un éxito total, lo presentamos en Jujuy en el Éxodo y lo vamos a volver a presentar en el teatro Mitre, el 16 de mayo".

Este verano, comentábamos sobre el cambio de su imagen ante el público: cantidad de turistas la paran para sacarse una foto con ella, para felicitarla por su música. Piensa que tiene que ver con que "este disco fue construido desde otro lugar, todo fue distinto y fue teniendo muchos cambios. Llevó años, porque empezamos a grabarlo en el 2012".

Nos cuenta que esa demora tuvo varias razones, "entre ellas", dice, "la cuestión económica que nos impidió continuar con la edición. En el 2018 el Inamu nos otorga un apoyo, y recién pudimos editarlo. Hubo varias síntesis, menos cosas para decir de las que pensaba en un comienzo, y creo que era mejor decir menos pero con un mensaje más puntual". En un comienzo, recuerda que "el disco se iba a llamar "Romance de Viento y Quena", pero este disco no es igual a los anteriores y tenía que tener una impronta particular. Elaborar el nombre me llevó como cuatro años, hasta que quedó "Jallalla". Hace cinco años que vengo trabajando con el Jallalla Warmi, el Encuentro Nacional de Mujeres Artistas, y armamos una tienda virtual de instrumentos que se llama Jallalla Música".

Dice que "una canción del disco se llama "Jallalla Tihuanacu". Es la composición de un guitarrista japonés que hace música andina, y fue otro elemento que nos decidió. Podría resumirlo diciendo que es un disco que revela la voz de una vientista. Siempre dicen: música instrumental, quenas y sikus, pero esta vez canto. Así que es la voz de una mujer vientista".

Cuando le preguntamos qué cambia en su carrera con esta nominación, nos responde que "no lo tengo muy claro. Hasta el momento influye en la visibilización entre los colegas, entre los oyentes; hay más gente que quiere saber de qué se trata este disco, y en cuanto al trabajo, yo siento que sigo como siempre, capaz que con un interés mayor. Sobre todo, es un reconocimiento afectivo".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...