Ruta de la diversidad o "espantaruta"

Por Alejandro Brown, presidente Fundación ProYungas. La ruta 34 es el eje vertebral de la comunicación norte-sur del noroeste argentino y ha sido testigo de importantes cambios en tiempos históricos a la par del ferrocarril Belgrano. El tramo que vincula las localidades jujeñas de San Pedro y Calilegua es un tramo significativo, por sus valores sociales, productivos y ambientales. Es también el límite este de la Reserva de Biosfera de las Yungas, uno de los espacios emblemáticos mundiales donde se vincula la producción intensiva con la preservación ambiental, en un contexto de inclusión social. Este tramo es recorrido diariamente por miles o quizás decenas de miles de personas. Es la puerta de entrada a la "otra cara de Jujuy", la "cara verde" de las Yungas que tiene en el Parque Nacional Calilegua su joya sobresaliente. Es también uno de los "pulmones" no sólo de oxígeno de la provincia de Jujuy, sino también de la generación de empleos genuinos a partir de las actividades productivas contenidas en "Paisajes Productivos Protegidos", concepto que busca justamente vincular activamente las buenas prácticas productivas, con la generación de empleo y protección ambiental.

Todo ello sería ideal si no fuera porque también este tramo de la ruta 34 es sinónimo de abandono, de desidia, que no hace más que resaltar las asimetrías sociales de una población, que al igual que otras, busca en estas áreas bendecidas por el clima, por la riqueza de sus suelos y por la exuberancia de su vegetación, una oportunidad para vivir y para proyectar un futuro venturoso.

Hoy este tramo de la ruta 34 es un basural a cielo abierto, con banquinas enmalezadas, con infinidad de animales muertos en sus bordes (que incluyen entre otros hasta un caballo), en definitiva se ha convertido en "tierra de nadie" para vergüenza de todos.

La solución no es sencilla, requiere de coordinación entre los gobiernos municipales (Calilegua, Libertador, Fraile Pintado, Chalicán) y la provincia, con la participación activa del sector empresarial y por supuesto de la población, que debe ser informada y concientizada sobre la relevancia de vivir en un entorno saludable y agradable, incluso en situaciones de dificultades económicas crecientes. Parte de la solución es muchos de nuestros problemas salir del abandono y de la depresión que inmoviliza.

Estos cambios son necesarios para que la región se posicione como uno de los espacios atractivos del subtrópico argentino, un espacio que asentado sobre su historia y su actualidad productiva, sea la puerta de entrada a nuevas opciones como el turismo, como ya ha sido visualizado, atrayendo y no "espantando" a quienes se avienen a recorrerla. La solución, como siempre está en nosotros.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...