¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
18 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Comenzó la catequesis familiar en Abra Pampa

El obispo Pedro Olmedo instó a los padres a acompañar a los chicos.

Miércoles, 03 de abril de 2019 01:00

ABRA PAMPA (Corresponsal). El domingo último, con la presencia especial del obispo Pedro Olmedo, y con una misa especial realizada en iglesia local, se dio apertura a la catequesis familiar en Abra Pampa, actividad en la que participaron los niños de comunión y confirmación. Fue un momento de reflexión en el que Olmedo dejó su mensaje alentador ante las circunstancias.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

ABRA PAMPA (Corresponsal). El domingo último, con la presencia especial del obispo Pedro Olmedo, y con una misa especial realizada en iglesia local, se dio apertura a la catequesis familiar en Abra Pampa, actividad en la que participaron los niños de comunión y confirmación. Fue un momento de reflexión en el que Olmedo dejó su mensaje alentador ante las circunstancias.

Alrededor de 50 son los catequistas y más de 400 niños los que serán parte de la catequesis de la "Capital de la Puna". "Esto es muy gratificante porque no solo somos los curitas que debemos preocuparnos de la catequesis, de celebrar la palabra, en eso hemos crecido mucho en nuestra Prelatura", dijo Olmedo.

Así el obispo subrayó que los padres de familia deben acompañar mucho y no solo en temas de educación, sino también en la fe. "Hay que sacarlos de la realidad virtual, hay poca influencia y comunicación con los hijos y yo creo que también es importante la realización de una catequesis, pero en y desde la casa. Hace falta más acompañamiento", exclamó.

Por otro lado también destacó la concurrencia a la misa de los niños todos los domingos en Abra Pampa, La Quiaca, Susques y otras parroquias cabeceras, en comparación con otros lugares. "Tenemos que ser como un lindo árbol que da muchos frutos y que no se voltea fácilmente por tener muy buenas raíces, la vida humana es así", destacó Olmedo. Y agregó: "debemos cuidar las cosas más profundas como el amor a la familia y el amor a la tierra, porque si no lo hacemos somos arbolito de navidad que no tiene raíces".