Era policía, la echaron y ahora la detuvieron por robar con un drone

Una banda que cometía entraderas fue desarticulada en las últimas horas por la policía de la provincia de Buenos Aires. Estaba integrada por al menos tres ladrones que operaban en la ciudad de La Plata y localidades periféricas como Abasto, El Peligro, Colonia Japonesa y Olmos, con un recurso poco habitual: utilizaban un drone para hacer un trabajo de rastreo.

Los delincuentes efectuaban un seguimiento a las víctimas. Registraban sus movimientos y se interiorizaban de sus entornos, observaban sus domicilios y estudiaban la zona y alrededores. Medían los potenciales riesgos. Después de ello, actuaban.

Hace un tiempo, la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Plata inició una investigación luego de la denuncia de un ciudadano de nacionalidad japonesa, de 81 años, que fue asaltado en la madrugada del pasado 21 de abril.

Aquella víctima dijo en su momento ante las autoridades que en su casa de Arturo Seguí fue abordado por cuatro delincuentes, que lo amenazaron con armas de fuego y escaparon con su auto y otras pertenencias. Pero además contó que días antes había visto sobrevolar un drone, lo cual le había resultado llamativo.

El dato fue clave al cotejar con la investigación de otros casos en la zona, en los que vecinos también constataron que habían sido asaltados tras advertir la presencia de un drone. Incluso en las denuncias señalaron como vehículos sospechosos a una camioneta Volkswagen Amarok blanca, otra Toyota Hilux blanca, un auto Volkswagen Scirocco negro, un Peugeot 208 rojo y un Peugeot 308 blanco.

A partir de estos datos, los oficiales de la DDI detectaron el modus operandi del grupo delictivo. Y localizaron a los integrantes: dos hombres de 19 y 56 años y una mujer de 26. En el caso de esta última, trascendió que había sido oficial de la Bonaerense: "Es una ex policía a quien echaron de la fuerza y está imputada en un hecho de hurto agravado de enero de 2018", reveló a Infobae una fuente de la investigación.

Se trata de Johana Andrea Gaujan, quien fue apartada de la Policía bonaerense en julio de 2016, a poco de cumplir más de dos años en la fuerza, acusada de robar autos en sus días de franco.

En su historial delictivo también data un hecho por hurto agravado con intervención de la Unidad Funcional de Instrucción N° 3 y el Juzgado de Garantías N° 2 del Departamento Judicial de Quilmes.

Al igual que los presuntos cómplices, Gaujan ostentaba en las redes sociales una vida de lujo. Viajes al exterior, vehículos de alta gama, la adquisición de cuatriciclos y motos de agua.

En los allanamientos a los domicilios de los tres sospechosos, en las localidades de Florencio Varela y Berazategui, la policía secuestró dinero, armas de fuego (escopeta recortada, otra calibre 28, tres revólveres calibre 32 con municiones), celulares, alhajas y seis bicicletas alta gama con numeración suprimida. También elementos con los que, presumen, robaban: precintos, guantes de tela y de látex y medias de lycra utilizadas como capuchas.

Los tres aprehendidos quedaron a disposición de la Justicia. Están imputados por 17 casos que ocurrieron bajo la misma modalidad. Intervienen la UFI N° 15 a cargo de la fiscal Cecilia Corfield y el Juzgado de Garantías N° 5 que dirige Marcela Inés Garmendia pertenecientes al Departamento Judicial La Plata.

 

Fuente: Infobae 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...