Decidió vivir de la música y  París le dio esa posibilidad

No hay dudas de que talentosos de la música hay en todos lados y en la hermosa Francia vive uno de ellos y es nuestro, el jujeño y concertista de guitarra Sebastián Cordero de 40 años. "Cuando toco una nota de música sale el jujeño de adentro. No vivo de la nostalgia pero cualquier cosa que haga me va a salir esa sangre jujeña, el lugar de donde vengo", expresó a través de una comunicación telefónica mientras se preparaba para salir a una presentación.

 

París. Conocida como la "Ciudad del amor" donde se enaltecen el romanticismo, arte, cultura y monumentos únicos en el mundo.

Como muchos, ya sea porque la vida los llevó hasta ahí o porque quisieron probar su talento en otros lugares, el jujeño Cordero egresó de la Escuela Superior de Música de Jujuy y, con tan solo 17 años quiso extender sus alas aún más tomando otro camino fuera de su tierra natal, para introducirse en el mundo de la música. Hoy vive en el centro de París, cerca de la plaza La Bastille.

 

Antes de radicarse en la conocida "Ciudad del amor", decidió emprender viaje a Guatemala, donde se perfeccionó en la Escuela de Politmos y durante los fines de semana tomaba cursos en el Conservatorio "Amadeo Roldán" en Cuba.

Luego de vivir dos años y medio en América Central, a los 20 años regresó a Argentina durante cinco meses para visitar y estar acobijado del amor de su familia. Siguiendo su pasión por la música es que llegó hasta París, donde asistió al Centro Internacional de Música (CIM) para hacer su carrera y a la vez perfeccionarse en el idioma francés en la Universidad "Sorbonne Universite".

Y es que Cordero desde jovencito decidió que la música iba a ser su camino. Las cuerdas de la guitarra fueron la pasión del jujeño que supo transmitir su emoción y sentimientos, a través de sus manos y su corazón en cada lugar que visitaba.

Sin embargo, como todo comienzo, para él se tornó un poco difícil integrarse a la cultura francesa, tener que aprender el idioma y relacionarse con las personas.

Fiel a la humildad que lo destaca, el talentoso guitarrista, en cada lugar al que asiste, cuenta que se presenta como músico jujeño argentino. "Para mí el arte es más fuerte que la propia tierra, Jujuy es bellísimo, cada vez que vuelvo y veo el paisaje de mi provincia me emociono porque es algo único", expresó al poner al descubierto su amor por su querido Jujuy.

Cordero se considera un estudioso de la guitarra, le gusta viajar y dar conciertos en diferentes festivales. En el año 2005 conoció a la mujer que actualmente lo acompaña en cada proyecto. "Me encanta la cultura francesa, me siento bien, es un lugar en donde solo cuenta el talento de la persona, no el apellido ni las relaciones políticas", acotó emocionado.

Sus logros impensados

En cuanto a su carrera profesional, ya en el país de la Torre Eiffel, la vida del talentoso Sebastián tomó un cambio abismal. En el año 2002 participó de una gira en Italia, estuvo en Australia, partes de Europa y en 2016 grabó para el Disco Argentina producido por Radio Francia y recibió felicitaciones por escrito por parte del presidente François Hollande. Trabajó para la Orquesta multiétnica Napolitana y recientemente firmó un contrato con Cristal Music. Hoy se encuentra de gira con su grupo en un Festival de Guitarra y a su vez trabaja con Chantal Ladesou, una actriz muy conocida en el mundo del espectáculo y haciendo gira en los mejores teatros de Francia. "Para mí es alucinante trabajar con estas personas. Nunca en mi vida me hubiera imaginado llegar a ese nivel. Mis expectativas son seguir creando música y participar en los festivales de guitarra", dijo emocionado.

"Uno no olvida sus raíces"

Esa pasión tan necesaria para sentir la música que fue creciendo en el talentoso Cordero la heredó de su padre, quien también es guitarrista. Él fue el impulsor de que desde tan chico estudie las melodías, ritmos, timbres y armonías de la guitarra.

Cordero tuvo dos infancias, vivió en barrio Los Perales junto a su abuela y en el barrio Mariano Moreno, junto a su padre. Hizo sus estudios primarios en la escuela Belgrano y cursó la secundaria en el Colegio Del Salvador.

El amor y el contacto con sus familiares nunca se perdiieron, "tenemos una buena relación y extraño a mi familia pero en la vida no se puede tener todo. Yo decidí vivir de la música y Francia me dio esa posibilidad", dijo. Así Cordero daba a conocer que su vida tomó un rumbo encaminado por su dedicación, entrega y amor. Claro fue el mensaje que reflejó: "Intentar y luchar hasta conseguir lo posible e imposible en la vida".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...