Conmoción en Salta por docente jujeño asesinado

Un docente jujeño fue brutalmente asesinado en su dormitorio por al menos dos personas, quienes antes de quitarle la vida lo ataron de pies y manos para luego con un cable, utilizando el recurso criminal de un torniquete, lo asfixiaron.

El hallazgo del cuerpo sin vida de Sergio Llanes se produjo el lunes por la tarde en una pieza del barrio Autódromo de la capital salteña, cuando un amigo, con un mal presentimiento, lo fue a buscar y tras la escena puso en conocimiento a la Policía del brutal suceso.

Las fuentes consultadas informaron que el docente había sido asfixiado con una cable en el cuello, además de haber sido acuchillado.

Sin embargo, la madre y las hermanas del malogrado docente afirmaron que el cuchillo fue utilizado como la llave de un torniquete que le aplicaron en el cuello para quitarle la vida "No tiene heridas visibles de cuchillo", afirmaron.

El trágico y lamentable hecho se produjo en la madrugada del sábado y fue descubierto recién el lunes.

Sergio Orlando Llanes fue encontrado sin vida debajo del sommier, en la habitación del domicilio donde alquilaba, en barrio Autódromo.

El joven oriundo de la localidad de Santa Clara se desempeñaba como docente en la fundación "Aprendiendo a Crecer" y en otro establecimiento educativo, y se supo había cobrado los dos haberes hace días.

En el caso intervino la Fiscalía Penal 1 perteneciente a la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a cargo de Celina Morales.

El joven profesor se ausentó de su trabajo, por lo que fue buscado por sus compañeros, ya que según los dichos de los mismos, la víctima no contestaba el teléfono celular.

De allí se desprendió que la última vez que lo vieron fue en un boliche de la zona de la terminal con un grupo de amigos. Al cabo de varias horas sin saber de su paradero uno de sus compañeros se acercó hasta el departamento donde estaba alquilando, y como no pudo abrir la puerta, se dirigió a la ventana y sintió un fuerte olor nauseabundo, según expresó, tras ser consultado por los investigadores en la causa.

Cerca de las 18 del lunes el dueño del departamento con una réplica de la llave abrió la puerta de la propiedad ubicada en calle Andrés Mendieta al 300.

La Policía ingresó al lugar y halló en una de las habitaciones el cadáver del docente tapado por su propio sommier. El cuerpo se hallaba vestido y sin calzado.

Para sorpresa de los investigadores, el docente se hallaba con los pies y las manos atados con un cable y enrollado a su cuello el cable de un lavarropas, al que para ceñirlo y causar la muerte habían utilizado el método de torniquete.

Para girar el cable utilizaron un cuchillo como palanca.

La mecánica de la muerte denotó de inmediato la presencia de dos o más personas en el lugar. Las mismas ya fueron individualizadas, aunque aún no habían sido detenidas, al menos hasta anoche.

"Me causa profunda tristeza"

Juana Mendoza, madre del docente dijo que le causa profunda tristeza la muerte de su hijo, no sólo por el hecho en sí sino por la maldad de los criminales. "Me contaron algo de todo lo que sufrió y siento vergüenza decir que no tienen perdón, que no había por qué ensañarse de esa manera, atarlo para luego ahorcarlo como solo lo hacen los mafiosos. Justicia, quiero solo eso", dijo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...