Mar del Plata
Con 5 años de edad se convirtió en la persona trans más joven del país
Junto a sus padres y un grupo de especialistas, Tito legalizó su cambio de género y recibirá un nuevo DNI.

Hace pocos días se dio a conocer la historia de Tito, un nene de 5 años que logró legalizar su cambio de género. Acompañado por sus seres queridos, acudió al Registro Provincial de las Personas de Mar del Plata y obtuvo su DNI masculino convirtiéndose en la persona trans más joven de la Argentina en realizar el trámite.

En aproximadamente 10 días Tito, el apodo que usa su familia y amigos, recibirá su nuevo DNI con el cambio de género registrado. El verdadero nombre que él eligió no fue anunciado ya que la familia prefirió resguardar su intimidad.

El pasado lunes, Tito asistió al Registro Provincial de las Personas de Mar del Plata para realizar el trámite con sus abuelos, tíos, docentes, amigos, e integrantes de la Asociación por un Mundo Igualitario (AMI) que desde el año pasado acompañan tanto a él como a sus papás con asesoramiento legal y psicológico.

Guadalupe y Matías, sus padres, contaron al diario La Capital de Mar del Plata, que si bien él había nacido como una nena (de acuerdo con su genitalidad) a los dos años, él pidió ser llamado Tito. Al año siguiente, el niño le pidió a sus maestras de jardín actuar de bombero junto a sus compañeros y no de bombera.

Finalmente, el año pasado Tito decidió asistir junto a sus padres a charlas sobre identidad de género con asesoramiento jurídico y psicológico a cargo de la abogada Claudia Vega y del psicólogo Jorge Visca. Entonces fue cuando tomó la decisión que iba a cambiar su vida para siempre: cambiar de género legalmente.

El lunes pasado, Guadalupe y Matías firmaron un formulario para modificar la partida de nacimiento y nombre del menor. Lo mismo hizo Claudia, abogada integrante del Instituto del Niño y Adolescente del Colegio de Abogados local. “Quiero que en mi DNI diga que me llamo S.”, expresó Tito para convertirse en el niño trans más joven de su ciudad, y del país.

“Tuve que dejar muchas cosas que había estudiado de lado y empaparme de otras ideas y conocimientos. Como profesional, la historia de Tito fue también para mí un antes y un después. Fue un crecimiento increíble”, aseguró el psicólogo Jorge Visca.

La abogada Claudia Vega expresó: “Si no cuestionamos a los niños y niñas heterosexuales, no tenemos por qué cuestionar otras identidades. Ese sentir es el que el Estado debe acompañar y correr el velo del ‘adultocentrismo’. Hay que destacar que son infancias felices y lo seguirán siendo en la medida en que sean respetadas sus identidades. Lo vimos hoy con Tito, rodeado de amor, siendo feliz. Yo siempre lo digo: hasta la ternura, siempre”.

 

Fuente: la100.cienradios.com