Un hombre denunció haber sido violado por otro

Un hecho sumamente aberrante se produjo en los últimos días en la zona norte de la capital jujeña, cuando un hombre denunció haber sido violado por un "conocido" con quien había estado consumiendo bebidas alcohólicas.

 

Los hombres habrían estado consumiendo bebidas alcohólicas en un paseo público de la zona de Los Huaicos.

 

El hecho tomó estado público ayer cuando personal policial y judicial inició las diligencias tendientes a esclarecer un extraño hecho denunciado por jurisdicción en la Seccional 49º.

El caso ya se encontraría en la Justicia y desde la fiscalía especializada en Delitos Contra la Integridad Sexual se habría ordenado una serie de investigaciones y de procedimientos tendientes a aclarar el hecho, en el que se ve afectado el buen nombre y honor de una persona que fue abusada por otra de su mismo género en circunstancias en que la víctima se encontraba totalmente indefensa y sin poder reaccionar ante el violento ataque de una mente pervertida.

Extraoficialmente al cierre de esta edición trascendió que el atacante estaría debidamente individualizado desde el primer momento, y ya estaría ubicado en virtud de que el mismo se habría dado a la fuga y dejado de frecuentar los lugares en que se lo solía encontrar, además de haber activado el teléfono celular robado.

Los hechos

De acuerdo a la información recogida por El Tribuno de Jujuy, un grupo de amigos se habrían juntado en un espacio de la zona norte de esta ciudad para consumir bebidas alcohólicas.

La misma fuente consultada sospecha que en el lugar también algunos de los miembros de la reunión habría consumido alguna sustancia estupefaciente.

De acuerdo a la denuncia realizada por la víctima en la sede policial en compañía de su abogado, el grupo habría permanecido hasta altas horas de la madrugada bebiendo, hasta que en un momento dado decidió retirarse a su hogar distante a pocas cuadras de donde se hallaba con sus amigos.

Ahí habría recibido el ofrecimiento de un hombre de acompañarlo en virtud de estar muy ebrio.

Al llegar a la vivienda el denunciante afirmó haberse acostado en su cama sin saber lo que pasó hasta que en un momento descubrió que estaba siendo sometido, pero que por su estado no pudo reaccionar, salvo echarlo de su casa, a lo que el agresor no acató.

Al despertar notó que además del abuso le robó un teléfono celular.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...