Masacres y asesinatos en los  países más violentos de la región

El gobierno de El Salvador condenó el "vil" asesinato de un sacerdote católico, quien fue ultimado a tiros en la localidad de Juayúa, 86 kilómetros al oeste de San Salvador, y envió condolencias a la familia del religioso.

"El gobierno de El Salvador lamenta profundamente y condena el vil asesinato del sacerdote Cecilio Pérez, párroco de la iglesia San José La Majada, en Juayúa, Sonsonate", expresó el Ejecutivo a través de un comunicado.

Asimismo, envió condolencias a la familia y amigos del padre, a la comunidad católica del país centroamericano y a la feligresía de la localidad de San José La Majada, donde fue perpetrado el crimen.

El crimen fue llevado a cabo la madrugada del viernes dentro de la parroquia San José La Majada, del cantón del mismo nombre, según la Fiscalía salvadoreña, que no ha brindado más detalles sobre el asesinato, informó la agencia de noticias EFE.

El gobierno indicó que, tras el hecho criminal, "se han girado instrucciones precisas a las autoridades de Seguridad para redoblar esfuerzos y capturar a los responsables".

La edición digital de La Prensa Gráfica de El Salvador publicó que en el lugar del crimen se encontró una nota donde supuestamente se dice que el cura salvadoreño no pagó una extorsión a una pandilla.

"No pagó la renta MS13" fue la supuesta nota que dejaron los atacantes del párroco, lo que vincularía el asesinato a la pandilla Mara Salvatrucha. Además, en el lugar se encontraron casquillos de balas, según el diario.

El crimen generó indignación en la Iglesia católica, y la Arquidiócesis de San Salvador lamentó el asesinato del sacerdote, quien era parte de la Diócesis del departamento de Sonsonate.

En marzo del año pasado, el sacerdote Walter Osmir Vásquez Jiménez fue asesinado en la localidad de Lolotique (oeste) cuando se trasladaba en su automóvil a un acto religioso en la localidad de Santiago de María, donde se desempeñaba.

A la fecha, las autoridades salvadoreñas no han informado de las investigaciones que se siguen para esclarecer dicho crimen y dar con los responsables del mismo.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por las tasas de homicidios por cada 100.000 habitantes de entre 103 y 50,3 registradas entre 2015 y 2018, índices atribuidos principalmente a las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18.

Masacre en Brasil

Al menos once personas fueron asesinadas este domingo a balazos en un bar de Belém (norte de Brasil) por desconocidos que se dieron a la fuga, informó la Secretaría de Seguridad Pública (Segup) del estado de Pará.

Las autoridades no informaron inmediatamente la motivación del crimen. "Estamos investigando", dijo por teléfono a la AFP una portavoz de la Segup, que convocó una conferencia de prensa para dar más detalles de la acción.

De acuerdo con el portal de noticias G1, que cita fuentes policiales, un hombre resultó herido y está bajo custodia policial.

Entre los muertos hay seis mujeres y cinco hombres, precisa ese reporte.

La matanza habría sido cometida por siete hombres que llegaron armados a bordo de una moto y tres automóviles, efectuaron los disparos y lograron huir, según G1.

El bar donde ocurrió la matanza está ubicado en el barrio Guamá, uno de los vecindarios de Belém que en marzo recibió el refuerzo de agentes federales para contener la criminalidad.

Ataque en una misa

Dos hombres murieron este sábado en un ataque armado lanzado dentro de una iglesia católica del estado mexicano de Veracruz (este) justo cuando el sacerdote se preparaba para dar la comunión a una joven que festejaba sus quince años, informaron autoridades.

El ataque se registró en la iglesia del Espíritu Santo, en Fortín de Las Flores, cuando numerosas personas asistían a la tradicional misa que se oficia para la quinceañera, fiesta tradicional que se celebra en México.

"Los atacantes entraron a la iglesia y cuando se acercaban al altar dos jóvenes trataron de detenerlos pero les dispararon", dijo a la AFP un oficial de la policía local que pidió no ser identificado por no estar autorizado a declarar.

Uno de los jóvenes murió dentro del recinto religioso y otro alcanzó a salir herido pero momentos después falleció fuera del templo, añadió el oficial. Los atacantes huyeron.

Las víctimas eran dos invitados que viajaron desde Ciudad de México al estado de Veracruz, uno de los más violentos del país por las disputas entre narcotraficantes.

Las autoridades investigaban los posibles móviles del ataque.

x

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...