El incremento de precios de medicamentos en lo que va del año ronda el 40%, y afecta especialmente a quienes tienen menores ingresos, pese a los descuentos de Pami y otras obras sociales. En el sector farmacéutico perciben aumentos entre 7,8 al 15% mensual y aseguran que ello genera que los clientes busquen precios.

"En los cuatro meses del año, el precio de los medicamentos subió alrededor del 40%. En diciembre las insulinas sufrieron un aumento del 9,38%", afirmó Claudia Martino, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Jujuy.

Sostuvo que Pami tiene un precio diferencial, por lo que aseguró que mientras la inflación el año pasado llegó al 57% para los afiliados que compran con la obra social de los pasivos impactó en un 27%. Además, explicó que los medicamentos de enfermedades crónicas para Pami y otras obras sociales suelen tener una cobertura de entre un 70 y 80%. No obstante dado el precio alto de algunos, que rondan en 1.800 pesos, siguen siendo caros.

La referente sostuvo que la gente suele optar además por las marcas alternativas o institucionales, por lo que aseguró que siempre es aconsejable antes de dejar un tratamiento, consultar al farmacéutico sobre precios, porque se pueden reemplazarlas, comprar con recetas por los descuentos u otras sin ella.

"Están preguntando mucho en el mostrador y estamos asesorando. Se está comprando más con tarjeta, se está eligiendo qué comprar; antiguamente no se preguntaba, se venía con todas las recetas y se llevaba todo, ahora preguntan y de acuerdo a la receta que uno tiene en frente es el consejo que se da", precisó.

Por otro lado, aseguró que no hay problema con el abastecimiento, pero en algunas farmacias periféricas a veces no tienen variedad por una cuestión financiera que les impide tener todas las marcas.

En la provincia hay 169 farmacias, 60 de esta ciudad y según la referente del Colegio que nuclea a los profesionales no hubo cierres de esos comercios y todavía se sustentan.

"Lo que están haciendo algunas obras sociales, incluso el Pami, es achicar un poco el vademécum, pero no dejan ninguna patología esencial ni crónica", aseguró más adelante Martino.

En tanto, entre las farmacias consultadas la gran mayoría de ellas se mostró reticente en dar declaraciones al respecto sobre los incrementos a pesar de admitir "off the récord" que son mensuales y van entre un 10 y 15%, y que a la gente le cuesta cada vez más adquirir los medicamentos y por ello busca alternativas de la misma droga y menor precio.

En tanto, las personas consultadas también coincidieron en la dificultad de adquirir los medicamentos por los constantes aumentos pese a la coberturas que cuenten, sea de la obra social o la de los pasivos de Pami.

Los clientes buscan alternativas más económicas

En un recorrido por farmacias céntricas de esta ciudad, pese a la reticencia coincidieron en que el incremento fluctúa entre el 7,8 y 15% mensual, y que la constante es que la gente busque alternativas de medicamentos de menor valor. “Los medicamentos están aumentando hasta un 15% mensual. Hay algunos tipos específicos de medicamentos que tienen un poquito más de aumento. La gente ahora prefiere llevar una alternativa más económica, a veces prefiere llevar el medicamento hospitalario en lugar de algún medicamento comercial, y pregunta la variedad de precios”, afirmó Carlos Mariani de la farmacia Siufi. Es que aseguró que los medicamentos hospitalarios tienen un precio de entre 50 a 150 pesos, pero incluye poco tafirol, ibuprofeno, diclofenac, etc.

En este contexto aseguró que bajó un poco la venta de medicamentos adquiridos a través de la obra social, pero que se mantiene la venta de vacunas antigripales y antineumocócica. Detalló que hay algunas obras sociales que no cubren algunos medicamentos, y la mayoría cubre el 40% generalmente, en la medicación crónica del 70%, excepto por Pami que ahora tiene medicamentos que no cubre, pero a los afiliados no se les informa y cuando van a comprar se enteran que ya no tienen el descuento y deben pagar el 100%. También coincidió en que comenzó a aumentar la venta con tarjetas, aunque también hay quienes la usan con un pago más que en cuotas. En otra farmacia se coincidió en los incrementos de precios de medicamentos y que vienen percibiéndose desde noviembre del año pasado, cuando se registró un pico. “A partir de ahí se están aumentando los medicamentos entre un 7,8% hasta un 15%. Hoy en día también hubo un aumento fuerte del 10 a 12%, y si tomamos de noviembre hasta ahora hay medicamentos que ya están en el 40% de aumento en los últimos seis meses”, precisó el farmacéutico Jorge Albornoz de farmacia San Javier. Señaló también en que esto se reflejó en los clientes que actualmente buscan opciones por otras marcas más económicas con la misma droga. También coincidió en el incremento del pago con tarjeta de crédito.“No se detienen ningún mes, todos los meses hay aumento”, ratificó.

En otras farmacias aseguran que los aumentos son reales, que bajó un tanto la venta y en la búsqueda de alternativas.

Los incrementos los padecen los mayores

Los que peor viven los aumentosson los mayores. Una jubilada que esperaba en una farmacia mostró sus tickets de marzo y abril. Micardis 80 mg que compró el 23 de marzo a 1.782,68 pesos, y el 20 de este mes lo adquirió a 2.353,10, es 24,2% de aumento; y Carvedil 12,5 mg pasó de 281,64 pesos a 327,90 (14,10%), y Debridat B 200 mg de 294.87 pesos a 395,27 pesos (25,4%). “Todo aumentó, la suma total de 3.200 pesos pagué el mes pasado por los medicamentos que tomo todos los meses, son cinco y tengo que pedir el descuento todavía; y yo cobro 16.000 pesos, y debemos pagar luz, gas, cable”, explicó Calixta Fernández, jubilada de 73 años.

“Cada vez hay más aumentos, no se pueden comprar ya. La doctora me ha dado otra marca, más barata. Tengo varias pastillas para diabetes, para gastritis y para los huesos, tomo varias y ahora se me aumentó para los ojos, apenas alcanza para medicinas para comer queda poco”, dijo Nicolaza Bayón. En tanto, Ramona Palavecino, jubilada con Pami, explicó: “Cada vez es más difícil comprar todos los remedios para las personas que tenemos problemas cardiovasculares, hipertensión. La gente que tiene tratamiento de oncología es la que más sufre”. “Si podemos cambiar por otra receta lo hacemos. Todo ha subido, los coseguros, los médicos, la verdad que no se puede vivir, vas un mes y es un precio, buscamos lo genérico, pero tampoco es bueno porque no sabemos si hace bien o no”, afirmó Celia Farfán. “Cada vez que compro tiene aumento. Yo prefiero respetar la receta porque me siento bien así, compro todo de contado”, explicó Paula Cari.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...