VETERANOS DE GUERRA / PORTAN EL FÉRETRO CON LOS RESTOS DE TOLAY QUE FUERON TRASLADADOS A UQUÍA.

Se fue otro jujeño que luchó por la soberanía de las Islas Malvinas en el conflicto bélico de 1982. Se trata de Gerardo Tolay, un orgulloso hijo de Uquía que durante la guerra integró la tripulación del Destructor ARA Py.

Tolay falleció la noche del domingo último, sus restos fueron velados en la capital provincial y trasladados ayer por la tarde a la localidad de Uquía donde recibieron cristiana sepultura.

Tolay, nacido en Uquía el 16 octubre de 1944, era una hombre muy respetuoso y mesurado en sus comentarios. Estaba casado con Clara Rina Mamani y tenía dos hijos, Ricardo Federico y Martín Maximiliano.

Quería ser aeronáutico, pero terminó formándose en la Marina, primero en la Isla Martín García y luego en Puerto Belgrano, integrando la primera promoción del Centro de Instrucción y Adiestramiento en Máquinas y Electricidad.

Tuvo el privilegio de integrar la tribulación de la Fragata Libertad en el viaje que realizó a los Estados Unidos en oportunidad del centenario de la Estatua de la Libertad.

GERARDO TOLAY

En una entrevista que me concedió en su casa para mi libro "Malvinas en primera persona" habló de su experiencia en la guerra. No lo había hecho nunca antes y fue muy generoso al momento de compartir los hechos que marcaron a fuego su vida.

Cuando se produjo la recuperación de las islas, en 1982, Tolay estaba a cargo de la máquina 3 del Destructor ARA Py, era suboficial segundo, maquinista con especialidad motorista. "Llevamos 170 vehículos y 1.200 infantes y comandos. Nosotros fuimos a Puerto Argentino el 2 de abril y desembarcamos a los anfibios. A las 6 de la mañana fue el desembarco y ahí empezó la fiesta. Estuvimos siete días en Puerto Argentino, pudimos bajar y caminar un poco", señaló en aquella memorable entrevista.

También intervino en el rescate de los sobrevivientes del Aviso Sobral que había sido bombardeado por las fuerzas británicas. "Lo encontramos y era una lancha, ya no era un buque, todo el puente de comando destrozado, la chimenea afuera, la cabeza del comandante estaba en popa. Lo remolcamos y lo llevamos a Puerto Deseado".

Los treinta y dos años que Tolay sirvió en la Armada Argentina estuvo embarcado. Él amaba el mar y ahora descansa en su Uquía natal.

Veteranos de guerra de toda la provincia y Generación Malvinas -integrada por los hijos de los excombatientes- expresaron su gran dolor por la partida de este hombre que se ganó un sitial de privilegio en la historia argentina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...