Ídolos y referentes que no salen en la televisión

Un día dejé de buscar a mis ídolos en la televisión y empecé a buscarlos en la calle, en los barrios más humildes y en la sonrisa de los más necesitados.

Ahí me encontré con realidades muy dolorosas pero también con personas que luchan por cambiarlas.

Me di cuenta que eran mis héroes cuando de repente vi a hombres y mujeres que se pintaban la cara y con ropa colorida le sacaban carcajadas a los niños, a otros que de forma solidaria preparaban un plato de comida o una taza de té y se la donaban a aquellos que tienen hambre.

También observé a otros que luchan día a día para que se cumplan los derechos de los niños, de los animales, de las personas con discapacidad y de todos los seres humanos. A su alrededor existe más gente que confía plenamente en ellos, les donan insumos y los apoyan en cada causa.

A partir de esas experiencias entendí que ellos son referentes y ejemplos dignos de imitar. Empecé a admirarlos, a confiar en ellos y a apoyarlos porque también aprendí que sus acciones me hacen bien a mí y a todos es que ellos transmiten valores a aquellos que están sin esperanzas y carecen de amor.

Ellos son ídolos que no salen en la televisión y no se destacan por ser buenos deportistas o buenos músicos. Se destacan por ser buenas personas.

No está mal idolatrar a alguien por sus cualidades deportivas, musicales o artísticas, pero sí está mal reconocerlos solamente a ellos habiendo tantas otras personas que no tienen la fama suficiente pero sí el corazón suficiente para ser destacados.

Es necesario mencionar también que hay artistas o deportistas que se destacan por ser buenos ejerciendo su profesión pero que también cuentan con ese espíritu altruista y colaboran con fundaciones o tienen las suyas en las que destinan donaciones hacia una determinada causa.

Los otros, que no salen en la TV no buscan fama ni popularidad, buscan que les colabores con alimentos, con ropa o con otros elementos que ellos van a usar para ayudar a otro ser que sufre. Ellos están en la calle, colaborando para mejorar nuestra realidad y el futuro, de manera voluntaria porque nadie les da dinero a cambio.

Lo que les dan a cambio es amor y eso los conforma porque son felices haciendo felices a otras personas por eso son mis ídolos y tenemos la suerte de encontrarlos en cada rincón de nuestra provincia.

Algunos pertenecen a una ong y otros no, pero todos llevan la bandera de la solidaridad, la de la esperanza.

Por eso es pertinente brindar una recomendación, especialmente a los jóvenes jujeños. Hay ídolos o referentes que salen en la televisión u otro medio de comunicación por sobresalir en sus respectivos oficios pero también hay otros no tan conocidos que luchan a diario por mejorar nuestro presente, que precisan ayuda y viven entre nosotros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...