Comienzan los alegatos por el crimen de Solano

Esta jornada se van a producir los alegatos del debate oral que se le sigue a Sebastián Torramorel por el crimen de Carola Solano Sandilli, joven asesinada en julio del 2016 y su cuerpo fue dejado en la playa del río Xibi Xibi casi debajo del puente La Madrid, en pleno centro jujeño.

El Tribunal en lo Criminal Nº 1 recepcionó alrededor de una veintena de pruebas testimoniales en las primeras dos audiencias y se espera que en esta jornada, la defensa técnica del imputado le recomiende declarar ante los jueces.

De lo que se ventiló en las audiencias fue que Torramorel estuvo en contacto con Solano Sandilli el día que fue denunciada como desaparecida y los peritos de informática del Ministerio Público de la Acusación que analizaron los teléfonos celulares de la víctima y el imputado, registraron por lo menos 6 llamadas telefónicas que ocuparon un tiempo de 839 segundos entre las dos líneas.

Además, el informe que el analista de sistemas presentó al fiscal especializado en Delitos Complejos Diego Cussel, dio cuenta que entre el 1 y ese mismo 14 de julio, los teléfonos de Torramorel y Solano Sandilli intercambiaron 21 llamadas y 56 mensajes de texto.

Por otra parte, ha quedado demostrado por las pericias que la joven no fue asesinada en el lugar donde fue hallada y que se le dio muerte entre 10 y 12 horas antes del hallazgo del cuerpo.

Lo que se tratará de determinar es donde estuvo Carola Solano Sandilli los ocho días que era intensamente buscada por sus familiares y por la policía y si otras personas participaron en el femicidio que conmovió a toda la comunidad jujeña.

Carola Solano Sandilli convivía en casa de sus padres con su novio Hugo Gutiérrez y lo que se supo es que todavía mantenía contacto con su exnovio Sebastián Torramorel, hoy acusado de ser el supuesto autor del crimen.

Tanto Solano Sandilli como Gutiérrez y Torramoral trabajaban en el gremio Utea y allí la mujer conoció a estos hombres, según lo que declaró Gutiérrez.

"Estuve cerca de encontrarla"

Raúl Solano, padre de la joven asesinada, sostiene que su hija estuvo secuestrada en algún lugar en manos de Torramorel.

"Cuando pude dar con la casa de este muchacho en el barrio 1º de Marzo fui a la Seccional 6º y les expliqué a los policías que buscaba a mi hija y que para evacuar las dudas quería inspeccionar la casa de su exnovio", le había dicho a nuestro diario el hombre.

Además, recordó que "a Torramorel lo había visto en un par de oportunidades, me reconoció y permitió que entremos a su casa para ver si mi hija estaba allí. Vimos las habitaciones pero de manera superficial, lo que me dejó ver fue una pieza que estaba al fondo de esa casa, con salida independiente, algo me decía que busque ahí, pero no pude, estuve cerca de encontrarla", dijo Solano.

De hallarlo el Tribunal en lo Criminal Nº 1 culpable del hecho, a Torramorel le puede caber la pena de prisión perpetua por el femicidio en contra de su exnovia Carola Solano Sandilli (29), joven asesinada con una piedra en el rostro.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...