Imperdonable olvido en Abra Pampa

Acabamos de recordar el hundimiento del crucero Belgrano que sucedió hace 37 años, donde murieron doce jujeños, entre ellos el abrapampeño Justo Eustaquio Mamaní. La fecha quizás pasó un poco desapercibida en la ciudad. No hubo ningún acto conmemorativo. En la plaza central existe la figura de un ancla en su memoria, pero no reza ningún tipo de leyenda.

Recurrimos a la Biblioteca "Mariano Valle" en busca de material bibliográfico y solo existen recortes periodísticos de Justo Mamaní, entre ellos uno titulado "Heroica sangre abrapampeña inmolada por la soberanía, justiciero homenaje al suboficial marino". Se trata de la publicación de un diario del miércoles 19 de mayo de 1982, cuando la comunidad de Abra Pampa se reunió en plaza principal "con el propósito de expresar su profundo pesar por la desaparición de su hijo en el hundimiento del Crucero ARA General Belgrano", es decir 17 días después del ataque al crucero en aguas del Atlántico Sur, se realizaba el homenaje al suboficial principal de la Marina en medio de congoja y de sucesivas demostraciones de afecto por parte de la comunidad puneña.

Actualmente en la plaza central de la ciudad existe una figura de un ancla en memoria del hecho, un poco descuidada porque no reza ninguna leyenda que detalle el conmemorativo.

Sin embargo, podemos destacar el homenaje de Domingo Zerpa "al cabo Justo Mamaní", titulado "Puneño muerto en el Mar" que dice: "Don Justo Mamaní de Miraflores, criado entre mineros y pastores, tiene ahora su predio en las Malvinas. Celeste el cielo, blanca las espumas, todo es celeste y blanco: Hasta las brumas son transparentes sedas argentinas".

Por otro lado, existen dos coplas de Justa Chauqui, que dicen: "Cuando yo era soldado, pelié por Las Malvinas, ahora canto estas coplas, desde el cielo argentino. Desde el Crucero Belgrano, caí en medio del mar, a mi querido altiplano, yo no lo puedo olvida".

Recordemos que el hundimiento del ARA General Belgrano se produjo fuera de la zona de conflicto establecida durante la guerra por la recuperación de las Islas Malvinas. Dos torpedos MK-813 lanzados por el submarino nuclear inglés HMS Conqueror impactaron en la popa y la proa y el buque comenzó a sumergirse en el agua sin remedio. De los 1.093 tripulantes, 323 desaparecieron en el mar. El buque, un viejo crucero norteamericano de la Segunda Guerra Mundial, ni siquiera podía detectar submarinos. En menos de una hora el crucero argentino, que había sobrevivido a Pearl Harbor, quedó totalmente tapado por el agua congelada. Todavía hoy es considerado por muchos como

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...