Quiroga volcó toda su experiencia en Jujuy

Retribuir lo aprendido en años es ser agradecido. Un ejemplo de ellos es el voleibolista Rodrigo Quiroga que pasó por la Sociedad Siria Libanesa donde pudo volcar sus conocimientos a los chicos y entrenadores de la Fundación Jujuy Vóley.

"Es la segunda vez en Jujuy porque me tocó estar hace más de 15 años en un concentración con la Selección Menor en aquel momento, pero ahora me encantó y me recibieron bárbaro. Vine por un emprendimiento personal y aprovechando en darle una mano a la gente de Jujuy Vóley. Me gusta cada vez que se puede ayudar para el crecimiento del deporte lo hago sin problemas", agregando que "ya estuvimos haciendo un par de ejercicios y cosas técnicas, fundamentales en esta etapa de los jóvenes. Hay que hacerlas para entenderlas", inició su relato el jugador de 32 años.

En esa misma sintonía explicó que "los más jóvenes puedan recibir un mensaje de jugadores con experiencia internacional y de selección siempre es positivo, un joven siempre está mirando a jugadores de Ligas importantes y bajar un mensaje en esa etapa de crecimiento ya sea vóley u otro deporte es lo más saludable. La realidad es que me acerqué por un amigo de toda la vida, casi un hermano, como lo es Nicolás Sánchez y supe que el pasado torneo lo ganaron y esta última Liga que pasó perdieron la final. Y eso fue un poco el cariño con Fundación Jujuy Vóley y agradecerles por cómo me trataron", señaló.

MANO A MANO/ RODRIGO QUIROGA (IZQ.) DIALOGÓ CON EL TRIBUNO DE JUJUY. 

Así también el punta receptor oriundo de San Juan explicó que "el mensaje para los chicos es que sobre todo disfruten el deporte que hagan y que traten de practicarlo con la mayor responsabilidad posible porque nada se logra sin disciplina y para llegar a ser profesional no se necesita tener la varita mágica sino una constancia de hacer las cosas bien todo el tiempo, cuando te están mirando y cuando no. Eso es lo que después te da resultados a largo plazo en cualquier aspecto de la vida", acotando que "el deporte de alto rendimiento seguramente en algunas cosas te quita como ser navidades, fiestas, cumpleaños, viajes de egresados. Son momentos que los perdés pero te da otras cosas como glorias personales que pagan todas esas faltas que uno pierde y claramente es un estilo de vida hermoso. Somos unos privilegiados y tenemos que tratar de devolver en el don de poder vivir de lo que amamos y trasmitirlo como mensaje", afirmó.

En el tramo final admitió que "a uno siempre le quedan cosas por ganar y este año estuvimos cerca con Obras (perdieron la final de la Aclav con Bolivar), fue un año increíble, pero siempre uno tiene la ambición sana de seguir ganando cada vez que pisa la cancha. Y en lo personal contento porque fueron muchos años de profesionalismo afuera del país y aquí en Argentina. Contento con lo que me tocó vivir en años con la Selección, haber jugado Mundiales, Juegos Olímpicos, Ligas Mundiales y haciendo un balance general no puedo estar más satisfecho con lo que viví y ojalá que todavía haya mucho vóley por delante". Por último rememoró que "mis padres ya estaban instalados en Italia cuando yo nací aunque fue en Argentina, pero mi viejo era técnico de vóley allá y antes fue jugador. Mis comienzos fueron en Obras de San Juan desde los 6 años, jugué 10 años en la Selección Argentina mayor y otros tantos en juveniles y menores. Jugué en Italia, Brasil, Turquía, Polonia, Dubai, Grecia fueron 12 ó 13 años en el exterior y aquí en Argentina sólo en Obras y Club de Amigos. Fue una carrera larga y sacrificada", concluyó Quiroga.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...