Falleció de un infarto cuando conducía su auto

Un comerciante de la localidad de El Piquete murió la noche del domingo, tras sufrir un infarto cuando manejaba un automóvil por la ruta provincial Nº 1, a la altura del paraje Puerta Verde, su hijo y su nieto, ambos menores de edad, que lo acompañaban, salvaron sus vidas sufriendo diversas heridas. Momentos de pánico vivieron los niños al ver que el auto sin control salió de la ruta y se internó en medio de un monte donde finalmente se detuvo. Uno de ellos intentó reanimar a su padre y en medio de la oscuridad alcanzó a pedir ayuda. El cuerpo de la víctima fue trasladado hasta la morgue del Centro Judicial San Pedro, donde ayer se realizó el examen correspondiente.

Datos recabados por nuestro diario, permitieron saber que el lamentable accidente se registró poco antes de las 22 de esa jornada, sobre la ruta provincial Nº 1, en inmediaciones del paraje Puerta Verde, jurisdicción de la localidad de Rodeíto, distante a 15 kilómetros al este de San Pedro de Jujuy. Por el lugar, en sentido oeste-este a bordo de un automóvil marca Ford Falcon, de color azul, se desplazaba un conocido comerciante de profesión panadero, identificado por la Policía como Eduardo Oscar Segovia (55), domiciliado en barrio 24 de Septiembre de la localidad de El Piquete, quien iba acompañado por su hijo A. S. (13) y su nieto R. S. (10). Los tres regresaban a El Piquete luego de compartir una reunión familiar por el Día del Padre en San Pedro.

Por causas que la Policía investiga, al llegar al citado paraje, el conductor perdió el control del volante, el auto salió de la cinta asfáltica, atravesó la banquina, rompió el cercado de una finca y en medio de montes y chaguarales se detuvo. Según el informe el conductor quedó sentado frente al volante en estado inconsciente, en tanto que los niños sufrieron golpes y heridas. En medio de la oscuridad intentaban reanimarlo y al ver que no respondía, pidieron ayuda.

Al lugar llegó personal del Same, constatando que el conductor no presentaba signos vitales, brindando asistencia inmediata a los niños, quienes fueron trasladados hasta la Guardia de Pediatría del hospital "Guillermo Paterson". También arribó una comisión de efectivos de la Seccional 53º de Rodeíto, junto al comisario de servicio y el ayudante fiscal Juan José Calderari, quien dispuso que se realicen las diligencias de rigor y que el cuerpo de la infortunada víctima fuese trasladado hasta la morgue del Centro Judicial San Pedro para la autopsia o examen correspondiente.

Ayer al mediodía el médico de Policía Ricardo Guidi finalizó el examen cadavérico, constatando que la víctima sufría de hipertensión y que el deceso se produjo por "paro cardiorrespiratorio". Posteriormente, se hizo entrega del cuerpo a los familiares.

En tanto, se aguardaban las pericias de Criminalística, para determinar si el automóvil sufrió previamente un desperfecto, ya que uno de los niños escuchó a su padre gritar "se rompió la dirección", por lo que se presumía que debido a la situación desesperante, el conductor sufrió un infarto fulminante.

Las actuaciones informativas están a cargo de la Seccional 53º de Rodeíto con la participación de la Delegación Fiscal Nº 3 a cargo del ayudante fiscal Juan José Calderari, habilitado, y la Fiscalía de turno.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...