Destacan capacidad de denuncia de los alumnos

En las ultimas semanas la comunidad jujeña se conmovió con un grave caso de bullying en el que un niño de 9 años, alumno de la escuela "Antonio Rocha Solórzano" de la capital jujeña, fue golpeado por estudiantes de grados superiores hasta dejarlo inconciente.

Lograr que los niños puedan contar lo que les ocurre es una de las formas más efectivas de protegerlos.

La víctima fue atacada por un grupo de alumnos mayores en el baño del establecimiento educativo. La madre relató que lo patearon en el piso y le dieron la cabeza contra la pared.

En diciembre del 2018 en La Quiaca, en la escuela 86 "Hipólito Yrigoyen" un niño de 7 años habría sido agredido por sus compañeros. Fue "arrojado a un tacho de basura, le taparon la boca y bajaron el pantalón", según denunció su madre.

Para conocer el tratamiento que se le da a este tipo de situaciones en el ámbito escolar, se consultó a la ministra de Educación de la Provincia, Isolda Calsina, quien se refirió al caso de bullying en la escuela "Rocha Solórzano" ocurrido semanas atrás, indicando que existen protocolos que se activan ante un caso de violencia.

"El servicio de acompañamiento escolar está trabajando muy bien en estos casos puntuales", dijo la funcionaria, al mismo tiempo que destacó lo positivo de las denuncias: "Los chicos ya empiezan a tener conciencia clara de cuáles son los limites y cuál es el cuidado a sí mismo y de su cuerpo, cuál es la posibilidad que tiene que avisar a los adultos cercanos de situaciones de riesgo", agregó.

Consideró que las situaciones de bullying o acoso eran antes un "tabú", y aseguró que "durante mucho tiempo han ocurrido situaciones diversas de violencia que no se denunciaban, no salían a la luz, en consecuencia no se podía corregir a los agresores. Hoy felizmente los chicos empiezan a hablar y esto nos posibilita tomar medidas acordes para hacer cesar esas agresiones, cuidar a los chicos, sancionar y excluir a los agresores. Hemos exonerado a personal implicado en situaciones de violencia, porque nuestro deber es cuidar a los chicos".

En cuanto a la preparación que deben tener los docentes para advertir o prevenir situaciones de violencia en la escuela, indicó: "No solo pregonamos que los docentes puedan detectar estas situaciones, sino que los chicos puedan informar a los padres o al maestro de que algo está pasando. Es muy bueno que esto salga a la luz, las problemáticas humanas solo se abordan y se resuelven cuando se pude hablar".

"Hay una enorme cantidad de situaciones que antes quedaban a oscuras y hoy salen a la luz, y está muy bueno que así sea porque eso nos va a permitir evolucionar como sociedad, a formas de convivencia mejores en donde todos nos respetemos y nos cuidemos. No puede haber este tipo de atropellos que avasallan los derechos de las personas".

"La violencia no es un modo que permitamos en las escuelas. Propiciamos la convivencia armoniosa en las escuelas", concluyó la ministra Calsina.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...