¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
5 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Sin teléfono para ayuda de ludópatas en Jujuy

La asistencia del Estado es sólo a través de los consejos que brinda el Banco de Desarrollo en su página web.

Domingo, 02 de junio de 2019 01:00

Por Luis Caraballo. El tema de las apuestas por eventos deportivos, concurrencia a los casinos y hasta jugar a la tómbola compulsivamente genera un problema de adicción y dependencia en los juegos de azar. En la provincia de Jujuy no hay una ayuda del Estado para quienes sufren este tipo de adicción, pero sí de un grupo de jugadores anónimos dos veces a la semana.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Por Luis Caraballo. El tema de las apuestas por eventos deportivos, concurrencia a los casinos y hasta jugar a la tómbola compulsivamente genera un problema de adicción y dependencia en los juegos de azar. En la provincia de Jujuy no hay una ayuda del Estado para quienes sufren este tipo de adicción, pero sí de un grupo de jugadores anónimos dos veces a la semana.

A diferencia de otras provincias, en las que se implementó un número gratuito para comunicarse y pedir ayuda a través de un grupo de profesionales psicólogos, Jujuy no cuenta con este servicio telefónico. Solamente el área de Juego Responsable dentro del Banco de Desarrollo de Jujuy brinda nueve indicaciones de cómo poder salir de esta adicción.

La ludopatía es aquella adicción y falta de control hacia los juegos de azar y apuestas. Los signos por lo que se reconoce esta patología en las personas son usar el tiempo laboral para jugar o apostar, mentir para jugar, utilizar el tiempo familiar para juego, utilizar el dinero que se emplea para las necesidades de otras cuestiones y sentirse mal después de hacerlo pero no dejarlo.

Cabe destacar que en todo el territorio nacional se encuentra el grupo "Jugadores Anónimos de Argentina", que brinda ayuda y asistencia a ludópatas. Se reúne los días martes y jueves en la iglesia Catedral, en el horario de 20 a 22. Hay también otro grupo en Jujuy que se llama "Esperanza y humildad".

Desde los grupos, cuyos integrantes se mantienen en el anonimato, indicaron que el jugador compulsivo es en realidad una persona enferma, que puede recuperarse si sigue un programa. No hay atajos para lograrlo y que para recuperarse de una de las enfermedades más incomprensibles, indiciosas y compulsivas, la honestidad, la receptividad y la buena voluntad son palabras claves en la recuperación.

Es de conocimiento público que el área de Juego Responsable realizó actividades al aire libre para concientizar sobre esta enfermedad. Lo único que se puede leer en los casos de la difusión de los resultados vespertinos, matutinos y nocturnos de la tómbola es la leyenda que difunde el ex Banco de Acción Social de Jujuy, al decir que "Juegue responsable, asegúrese la entrega de premios comprando bingos autorizados", pero no brinda un número telefónico para ayuda.

El Banco de Desarrollo y la Tómbola Jujeña tienen en la provincia 66 agencias habilitadas para el juego. Cada una de ellas se puede encontrar en la página web del Banco, que cuenta con la dirección donde están localizadas y su número de teléfono para llamar.

Donde más se concentran estas agencias es en San Salvador de Jujuy donde hay 42 lugares habilitados, cseguido por San Pedro con 8, Ciudad Perico con 5, Palpalá y Monterrico con 3 cada una, y El Carmen, Libertador, La Quiaca, Humahuaca y La Mendieta con una agencia en cada lugar respectivamente.

En tanto que los casinos que se encuentran habilitados en la provincia son apenas seis, de los cuales cuatro están en la capital jujeña, uno en Libertador General San Martín y otro en San Pedro. Estos también se encuentran en la página web del Banco de Desarrollo de Jujuy.

Vale advertir que aquellas agencias o locales que bajo cualquier modalidad o sistema de captación de juegos de azar no cuenten con la autorización emanada por la autoridad jurisdiccional competente, serán reprimidos sus responsables con prisión de tres a seis años, según lo establece el Código Penal de la Nación en su artículo 301 bis.

Sobre esta conducta

La ludopatía, conocida como la adicción al juego, tiene un número de características para entender qué es y cómo son las personas que padecen esta necesidad de jugar y apostar constantemente en casinos como en reuniones familiares. Esta reconocida por la Asociación Mundial de la Salud desde 1980, como de naturaleza progresiva que no puede curarse, pero sí puede detenerse.

Según un informe que difundió la Universidad Torcuato Di Tella de Buenos Aires, las razones por las cuales una persona apuesta son para ganar dinero, por diversión o emoción, para pasar el tiempo y no aburrirse, y hasta convertirse en un individuo más sociable.

En tanto, la penetración que se genera por el juego se lo hace a través de loterías, casinos, máquinas tragamonedas, bingos, apuestas deportivas, por internet y en ámbitos privados (como reuniones familiares y círculo cerrado).

Para tener en cuenta, los tipos de jugadores que se encuentran bajo el tratamiento de esta modalidad de juego son tres. El jugador social, que juega de manera ocasional o regular por entretenimiento o satisfacción teniendo un control total sobre la conducta del juego y puede abandonarla cuando desea.

El jugador problema es aquel que realiza una conducta de juego frecuente o diario con un gasto habitual de dinero, en ocasiones excesivo, tiene menos control de la conducta. En tanto que el patológico presenta una pérdida total del control.