La historia de Gastón, "sólo las pizzas son especiales"

"Él, es mi hermano. Se llama Gastón y tiene 15 años. Durante los 9 meses que estuvo en el vientre de mi mamá, todo era normal. Cuando nació el 7 de julio del año 2004 en el hospital "Doctor Oscar Orías" de la ciudad Libertador General San Martín, comenzó nuestra aventura e inició nuestra historia", inició el relato de Carla Padilla sobre su hermano que junto a su familia, actualmente, viven en el barrio Santa Bárbara de la ciudad de Palpalá.

Siguió contando que "esa mañana, mientras esperábamos con mi papá, mis abuelas y mi tía, ansiosos por saber cómo había salido todo, salió la doctora. Se acercó a nosotros y levantando la voz le dijo a mis padres: "quería decirles que su hijo es mogólico, y lo tienen que querer como es", en ese momento sentí cómo se desplomaba mi papá, mis abuelas entraron en llanto junto a mi tía. Con mis 7 años de edad, no sabía qué significado tenía esa palabra y le pregunté ¿por qué todos lloran, si él está bien? Yo lo veía bien. En realidad Gastón tenía Síndrome de Down, no era el primer niño con esta discapacidad pero para nosotros y nuestro entorno era algo nuevo".

A medida que fue creciendo, hubo momentos malos, pero también buenos, "había personas que lo miraban a mi hermano como si fuera un extraterrestre, también los que lo trataban como un niño normal y sin hablar de los que apenas lo veían llegar, te miraban y decía: "ay mi vida, pobrecito, él es un nene enfermito", dijo.

"Pero gracias a Dios, más fueron los momentos buenos, buenísimos, maravillosos y geniales. Eso era porque donde fuéramos, Gastón se hacía querer con todos. No por tener Síndrome de Down, sino por ser una persona increíble. Él es simpático, divertido, gracioso, cariñoso, enamoradizo y juguetón. Tiene sus días, como todos. Pero más allá de eso, nunca deja de estar feliz y de hacer feliz a los que lo queremos. Sólo las pizzas son especiales", añadió.

Pasión por el baile

Hace tres años, Gastón y su familia conocieron a Yamil Ramos, conocido bailarín jujeño, que es el referente del grupo "The Boys Street" y le preguntaron si el pequeño podía sumarse.

"Estaba un poco con miedo porque nunca había trabajado con un chico con Síndrome de Down, no sabía qué estrategia pedagógica iba a aplicar con él, pero me entusiasmé cuando lo vi que sabía muchos pasitos de baile como de la "Llama que Baila" o el "Coya Dance", sostuvo Ramos, que es el protagonista de la llama y del coya en el grupo de folclore La Cantada.

Cuando vio sus habilidades de baile quedó sorprendido y de inmediato se sumó a su grupo de hip hop.

Todos los integrantes también quedaron asombrados cuando lo conocieron y no tardó en ganarse el cariño de cada uno de ellos.

Fue así que, a medida que fue pasando el tiempo, Gastón participó en muchas presentaciones de "The Boys Street" en el Teatro Mitre y en otros eventos. También bailó con La Cantada y en la ExpoJuy 2016.

"Nos motiva a todos, hay muchos chicos de todas las edades que se incentivan al verlo bailar", agregó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...