Por primera vez en Jujuy un niño trans cambió de género

Un niño trans de Jujuy cambió de género el pasado 11 de junio tras dos años de gestiones que implicó un trabajo en conjunto entre sus padres y la fundación Andhes. Fue así que el Registro Civil le otorgó la partida de cambio de identidad de género siendo el primer caso que existe en la provincia.

“Por primera vez, la provincia avanzó sobre el reconocimiento de la identidad autopercibida de un niño rectificando su partida de nacimiento con el nombre que él eligió”, comentó un comunicado que emitió Andhes haciendo referencia a la situación del niño.

Cabe destacar que esta rectificación de partida de nacimiento fue un trámite que se efectuó mediante la intervención de representantes legales que acompañaron a la familia durante todo el proceso.

Natacha Freijo abogada coordinadora de la Clínica Jurídica de Niñez y Adolescentes de esa institución aseguró que “el cambio de identidad se llevó a cabo “con la expresa conformidad del niño quien defendió en todo momento su autonomía personal y su voluntad de hacer efectivo el derecho y el respeto irrestricto a suidentidad autopercibida”.

Al respecto, Roberto Aragón, coordinador del Área de Derechos de la Niñez y Adolescencia de esa entidad, afirmó que el caso nos llegó en el año 2017, desde el primer encuentro decidimos acompañar el proceso tanto del niño como de su familia, no sólo desde la asistencia jurídica, sino que hicimos una intervención integral entendiendo la importancia de la interdisciplinariedad para el abordaje en nuestras prácticas”.

En ese sentido, mencionaron la Ley 26.743 de Identidad de Género, sancionada en el año 2012, que reconoce el derecho a la Identidad de Género, estableciendo como derechos fundamentales el derecho al libre desarrollo de la persona conforme a su identidad de género, el derecho a ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada.“La ley establece en su artículo 5° que las personas menores de dieciocho años de edad, tienen derecho a acceder al trámite de cambio de identidad a través de sus representantes legales y con expresa conformidad del niño, niña o adolescente, teniendo en cuenta los principios de capacidad progresiva e interés superior del niño/a de acuerdo con lo estipulado en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley 26.061 de protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes”, añadió.

Siguió diciendo que “existe mucho desconocimiento sobre la normativa nacional e internacional vigente y específicamente al tratarse de la situación de un niño trans se pudo evidenciar la necesidad de contar con buenas prácticas institucionales respetuosas de derechos humanos y con perspectiva de género, que avancen hacia el pleno reconocimiento de derechos, sin instancias revictimizantes o patologizantes. Para lo que indicó como fundamental el trabajo continúo en la capacitación a los operadores.

Acerca de Andhes

Andhes es una organización no gubernamental sin fines de lucro que trabaja con independencia de partidos políticos e instituciones religiosas. Su misión es contribuir al "cambio social basado en la vigencia de los derechos humanos y la democratización de las relaciones sociales, a través de la educación y defensa de estos derechos y la incidencia en las políticas públicas. Trabajamos en Argentina con foco en los niveles local y nacional y proyección hacia Latinoamérica y el sistema internacional de derechos humanos. Actualmente contamos con sede en Buenos Aires, San Miguel de Tucumán y San Salvador de Jujuy, Argentina". Desde el 2016 funciona una Clínica Jurídica de Niñez y Adolescentes dentro de esta entidad que es un espacio de investigación, promoción y litigio en derechos de la infancia dentro de la organización, en el que participan profesionales y estudiantes avanzados de derecho, cuyo principal objetivo es acompañar a niños, niñas y adolescentes en presentaciones judiciales y administrativas tendientes a hacer efectivos sus derechos.

Ley de Identidad de Género desde el 2012

En relación al caso del niño, desde Andhes mencionaron a la Ley 26.743 de Identidad de Género, sancionada en el año 2012, que reconoce el derecho a la Identidad de Género, estableciendo como principios fundamentales el derecho al libre desarrollo de la persona conforme a su identidad de género, el derecho a ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada.
“La ley establece en su artículo 5º que las personas menores de dieciocho años de edad, tienen derecho a acceder al trámite de cambio de identidad a través de sus representantes legales y con expresa conformidad del niño, niña o adolescente, teniendo en cuenta los principios de capacidad progresiva e interés superior del niño/a de acuerdo con lo estipulado en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley 26.061 de protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes”, añadió Natalia Freijo.
Además, explicó que “existe mucho desconocimiento sobre la normativa nacional e internacional vigente y específicamente al tratarse de la situación de un niño trans se pudo evidenciar la necesidad de contar con buenas prácticas institucionales respetuosas de derechos humanos y con perspectiva de género, que avancen hacia el pleno reconocimiento de derechos, sin instancias revictimizantes. Es fundamental el trabajo continuo en la capacitación a los operadores”.
También afirmaron que identidad de género es la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo.
Finalizó diciendo que es importante que “el sistema de protección integral de niñez atienda las problemáticas, necesidades y derechos de los niños, niñas y adolescentes trans y de las disidencias sexuales y que se implemente la figura del abogado del niño en Jujuy”.

Hace poco, un niño de 5 años

“Princesa no, caballero”, con esa definición, cuando apenas tenía dos años, Tito le manifestó por primera vez a su familia su disconformidad con la identidad que se le había adjudicado por tener genitales femeninos. Ahora tiene cinco, y se convirtió en el nene trans más chico en legalizar su cambio de género en la ciudad de Mar del Plata. El hecho trascendió a mediados de mayo de este año.
En 2013, Luana, de 6 años, fue la primera nena trans de la Argentina, y del mundo, que el Estado reconoció como derecho a una menor de edad sin judicializar el trámite.
Antes, Luana había recibido varios rechazos en las oficinas del Registro Civil de la provincia de Buenos Aires, que se resistía a cumplir con la Ley de Identidad de Género, aprobada un año antes que ella la solicitara, aún cuando la norma contemplaba un procedimiento para otorgar nuevo documento en casos de menores de edad. El reclamo de un nuevo DNI tuvo eco recién una vez que el caso se hizo público.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...