"Mi sueño es volver y terminar mis últimos días en Jujuy"

"Recordar el pasado hace que uno se sienta agradecido por lo mucho o lo poco que tiene y hoy mi familia es muy afortunada, no nos falta nada", fue la reflexión que hizo el jujeño "por elección", Daniel Adrián Ruiz, de 43 años al compartir uno de sus testimonios de vida que llevó a su familia a migrar a Italia en busca de una mejor vida.

 

Italia, con capital en Roma, es el escenario de una infinidad de rutas con parques naturales, museos históricos y un paisaje inigualable.

 

Para sus padres, la vida no fue del todo sencilla, debido a que durante años atravesaron situaciones de pobreza y vulnerabilidad. Pese a ello, hoy Daniel se encuentra en un momento especial de su vida acompañado de su madre y hermanos.

Actualmente brinda servicio en un restaurante ubicado en la provincia de Milán, en la llanura padana, una de las regiones más desarrolladas de Italia y además se da el gusto de viajar a diferentes países del mundo.

El por qué de que este joven se considere un jujeño de "carne y hueso" se debe a que nació en la provincia de Buenos Aires y a días de su nacimiento sus padres lo trajeron a Jujuy, donde vivió toda su niñez y adolescencia en el barrio de Alto Comedero.

El nuevo cambio de vida de su familia se dio durante la crisis económica que atravesaba nuestro país en el año 2000 y por ende, la madre de Daniel, junto a sus hermanos, decidió buscar mejores horizontes en Europa. En ese periodo, él tenía tan solo 24 años de edad.

Con el paso del tiempo, ya residiendo en Italia, Daniel contó que visitó la provincia un par de años pero nunca volvió definitivamente. Agregó así que, al ser de una familia de bajos recursos, en Jujuy nunca hubieran logrado el bienestar que hoy poseen, "sobre todo por mi madre, quien ha sufrido tanto", relató.

Fue una decisión de vida

Varios en algún momento de la vida han dejado pasar una oportunidad y eso le sucedió a Daniel, cuando el Ejército Italiano le ofreció la posibilidad de ingresar a la institución para estudiar lo que él desee, pero no aceptó.

"En ese momento, Italia estaba en su mejor momento y me dediqué únicamente a trabajar", dijo. Pese a ello contó que no se arrepiente y es feliz por el sólo hecho de ver a su madre vivir de una manera digna.

"Italia me da todo, si bien ahora no está pasando por uno de sus mejores momentos económicos, me siento muy bien", sostuvo.

Adaptarse a otra cultura

Aprender a hablar el idioma italiano fue todo un reto para Daniel, además tuvo que adaptarse a otra forma de vida con ciertas normas. "Yo venía de una familia pobre, siempre vivimos en barrios carenciados y cuando llegué aquí no sólo me tuve que adaptar, sino reeducar", precisó.

Y es que Daniel contó que reside en un lugar en donde si no existe una cierta organización es imposible vivir. "Cuando empecé a trabajar fue muy difícil para mí, pasé un período grande de soledad que no lo soporta cualquiera", sostuvo.

Sobre su actividad en el país europeo, trabajó desde el 2000 al 2002 en la fábrica de motos Lambretta y desde el 2003 al 2008 brindó servicio como auditor de Bienes de Uso en una entidad bancaria, labor que le dio la posibilidad de viajar a diferentes países del mundo.

"Jujuy es el mejor lugar"

A sus 43 años, Daniel Ruíz puede decir que ya ha estado en diferentes países del mundo. Tuvo la experiencia que conocer sobre distintas culturas y adaptarse a un ambiente completamente diferente. "Siempre que puedo me tomo unas vacaciones y me voy a algún lugar. Cada dos años viajo a Jujuy y a otros lugares".

Y es que tal es su arraigo por Jujuy que luego de haber visitado diferentes países del mundo, para el jujeño no existe otro lugar más lindo que su provincia. "Su gente, el clima, es el mejor lugar del mundo para vivir, quizás no lo valoramos como deberíamos", expresó.

Sobre su infancia, recordó aquellos paseos por la peatonal Belgrano y la antigua calesita que estaba ubicada en la zona céntrica. Cursó el 1º y 2º grado en el Hogar Escuela "Monseñor José de la Iglesia" y los otros años en la Escuela "San Francisco". La secundaria la hizo en el Colegio "Santa Teresita".

Vivir en Ciudad de Nieva

Daniel se considera un hombre afortunado de la vida: "siempre que estuve en un lugar se me dieron buenos momentos, que me llevaron a tener suerte con personas que conocí e hice amistad", dijo.

Al finalizar, expresó uno de sus más anhelados deseos a futuro: "terminar mis últimos días de vida en Jujuy y comprarme una casa en Ciudad de Nieva, cuando voy a la provincia me subo a un colectivo y recorro el barrio", dijo emocionado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...