"Hay que disfrutar la vida al máximo y siempre superarse"

Pablo Arcibia tiene 37 años y vive en el barrio San Pedrito, posee una discapacidad motora y es una persona muy activa ya que practica deporte de forma frecuente y trabaja arreglando sillas de ruedas. Sus ganas de progresar y ser mejor continuamente a pesar de las adversidades que se le presentan lo hacen un ejemplo de persona digna de imitar.

"Esta es nuestra única vida, hay que disfrutarla al máximo y superarse siempre. Tenemos obstáculos y problemas pero hay que buscar la forma de superarlos", es el mensaje que Pablo le da la sociedad.

En diálogo con El Tribuno de Jujuy explicó que desde hace más de 20 que arregla sillas de ruedas en mal estado, las remodela y repara dejándolas aptas para venderlas a un precio económico para quienes la necesiten. "Comencé con este trabajo en 1998 como un pasatiempo pero a medida que fue pasando el tiempo fui adquiriendo más herramientas y lo formalicé en el año 2014", dijo.

El domingo participó en el maratón de El Tribuno como lo hace desde varias ediciones atrás, "estuve en bastantes competencias de El Tribuno a partir del 2009, hubo un par de años que no pude estar pero en las ediciones que estuve siempre la pasé bien. Es un grato momento que yo lo tomo como algo único y un desafío", comentó. En ese sentido mencionó que "me preparé mucho, desde principios de año que estoy preparando todo para participar, poniendo en condiciones mi silla de ruedas y yo entrenando arduamente para llegar de la mejor manera física y mentalmente. Para estar bien tengo que dejar mi silla más rápida y hacerle todos los retoques necesarios. El trabajo es a pulmón y por ahí me cuesta conseguir repuestos".

También practica básquet adaptado en el predio de la Unju, "hago todo lo que puedo, siempre fui una persona a la que le gusta mucho hacer deporte. Somos más de diez los que hacemos básquet y queremos salir a competir a otros lados. Hace poco nos invitaron a una competencia con equipos de otras provincias del NOA", añadió.

Asimismo, sostuvo que "se iba a hacer un cuadrangular pero aún no confirmamos. Estamos viendo de participar porque tenemos que poner en condiciones a todas las sillas de los jugadores y nos cuesta bastante conseguir todo lo que se necesita para que estén aptas para participar en un torneo. Hacer modificaciones en las sillas nos cuesta aproximadamente unos 60 mil pesos, es mucho dinero que necesitamos".

Por ello, el apoyo de las autoridades competentes les serviría de gran ayuda a estos deportistas que se merecen, como cualquier otro, competir en otras provincias.

El esfuerzo de Pablo Arcibia para realizar todas sus actividades es muy valorable, "ya tengo acostumbrado al cuerpo", aseguró.

Problema en el transporte

El problema de la escasez de transporte público adaptado es uno de los mayores inconvenientes que poseen tanto Pablo como otras personas que circulan en sillas de ruedas, "hay muy pocos colectivos adaptados con rampas, pero que eso cambie llevará mucho tiempo porque debe haber primero un cambio cultural. Esperemos que pronto estemos mejor y que se sumen más empresas con más unidades con rampas para personas con discapacidad", manifestó.

Al respecto remarcó que "en Jujuy hay aproximadamente unas 10 mil personas que circulan en sillas de ruedas pero no se los ve a todos en la calle por distintos motivos, les cuesta pagar un transporte privado o por el mismo hecho de que hay pocos colectivos adaptados".

"Tiene que haber un cambio cultural y que la gente tome conciencia. El tema de las rampas es otro para tener en cuenta, muchos automovilistas desconocen que esas rampas son para personas con discapacidad, personas con muletas, adultos mayores o también para bebés que van en coches", agregó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...