Denuncian al fiscal Jarma por mal procedimiento

Asesorados y con el patrocinio legal del letrado Ricardo García, efectivos policiales pertenecientes a la comisaría seccional 28º de Santa Clara dependiente de la Unidad Regional 2 afirmaron que el procedimiento encabezado por el fiscal Agustín Héctor Jarma carece de validez en virtud de que el expediente armado de oficio y caratulado de "cohecho" carece de sustento legal.

La principal queja del personal policial da cuenta que "en ningún momento estuvo detenido el comisario Rubén Arce, jefe de la unidad intervenida y hoy se desempeña en el Departamento de Operaciones Policiales de la Unidad Regional 1.

Que la detención del oficial principal Rafael Flores como la del sargento Marcelo Ríos y el cabo 1º Mamaní son totalmente injustas y sin ningún sustento ya que no hay una denuncia en contra de quienes están privados de la libertad sin derecho a ejercer legítima defensa".

Arrestados sin causa

Los funcionarios policiales informaron que fueron arrestados el pasado día 5 de junio y hasta ayer jueves no habían sido interrogados por el fiscal Jarma teniendo como última alternativa el día de hoy ya que a partir del lunes comienza la feria y habrá una fiscal de turno, que deberá atender muchos casos que están pendientes de resolución.

En la denuncia realizada a El Tribuno de Jujuy dejaron en claro que el único "ganador" es el detenido Rojas que junto con su mujer habrían tramado un ardid tendiente a ser trasladado desde Santa Clara a una comisaría cercana a la ciudad de San Pedro, de donde es oriundo.

"Hoy Rojas está detenido por robos y con causas pendientes, se salió con la suya perjudicando a policías sin ningún antecedente", aclararon.

De acuerdo a la información que tenía el fiscal actuante, Rojas habría mencionado a un detenido de apellido Rodríguez y a su esposa como testigos de que para dejar ingresar a las mujeres debían pagar la suma de doscientos pesos.

En sede judicial el testigo y la mujer habrían negado rotundamente que eso sucediera quien hoy ya se encuentra en libertad ya que tenía solamente una denuncia por mal trato en su contra.

También se pregunta si el caso está caratulado como "cohecho", por qué no está detenida la mujer de Rojas, ya que se supone que la misma es coautora de un procedimiento ilícito.

Denuncia contra Rojas

Los efectivos afirman que hay una denuncia de la mujer de Rojas por "violencia de género" y que solamente le llevaba comida en algunas oportunidades, siempre alegando que estaba lejos y que carecía de dinero para ir tres veces a la semana los días de visita.

La mujer en una oportunidad y como parte de la "trampa" que les tendieron habría ofrecido dinero al oficial principal Flores para ingresar comida un día que no correspondía y que fue rechazado por el oficial, declaración que consta en el expediente.

Otro de los temas es que permanentemente y mientras estuvieron en sede judicial fueron "duramente amenazados" por el fiscal quien repetía constantemente que "se inculpen" ya que les decía que "es mejor que hablen porque sino de aquí no se van".

Los policías que no fueron arrestados fueron destinados a otras sedes, quedando dos en el Comando de la Unidad Regional 2 y el tercero enviado a la Seccional de El Piquete.

El procedimiento

El procedimiento que se concretó el día viernes entre las 9 y las 10 de la mañana estuvo encabezado por el fiscal Jarma acompañado de los fiscales Ernesto Resúa y Juan José Calderari, quienes ni siquiera realizaron una inspección a la sede ya que no revisaron los casilleros donde guardan sus pertenencias.

Que en el momento desenchufaron el teléfono de la seccional dejando a la comunidad incomunicada ya que la radio hace más de dos meses que no funciona y en caso de haber ocurrido un hecho grave donde se necesitaba la participación de la Policía la comunidad no tenía forma de comunicarse.

La dependencia no cuenta "según relataron" con espacio físico para que dos matrimonios y ni siquiera uno pueda tener relaciones sexuales dentro de la sede, que cuenta con cuatro calabozos, dos de ellos clausurados con candados por encontrarse en pésimas condiciones y al momento del procedimiento estaban habilitados dos, uno con tres detenidos y el otro con cinco.

Los policías reclaman justicia y en caso de que no se resuelva con celeridad este caso serán los familiares quienes inicien una serie de marchas, especialmente las esposas de los detenidos que cuentan con el apoyo de toda la familia policial.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...