Esperan por las ventas de Benedetto y Nández

A una semana del crucial partido ante Paranaense en Brasil por octavos de final de la Copa Libertadores, el entrenador de Boca Juniors, Gustavo Alfaro, prepara el equipo en medio de la incertidumbre que generan las posibles ventas de Nahitan Nández y Darío Benedetto.

Tanto el volante uruguayo como el delantero exArsenal son titulares para Alfaro, por lo que el club busca reemplazantes para ambos, especialmente para Benedetto.

Esa situación no es la mejor para el técnico boquense, según le dijo a Télam un allegado a Alfaro: faltan siete días para afrontar un partido muy importante con jugadores que se están por ir y otros por llegar.

El once que tiene en la cabeza el técnico de Boca para jugar en Brasil formaría con Esteban Andrada; Julio Buffarini, Paolo Goltz, Junior Alonso y Emmanuel Mas; Sebastián Villa, Iván Marcone, Nahitan Nández y Emanuel Reynoso; Carlos Tevez y Darío Benedetto o Ramón Abila.

La de Benedetto es la gran duda, ya que -aunque tiene una tendinitis en el tobillo derecho- está para jugar, pero el "Pipa" tiene otros planes. Si se concreta -como se supone- el próximo fin de semana su transferencia al Olympique de Marsella por 16 millones de euros, el delantero quiere viajar de inmediato a Estados Unidos, para incorporarse a la pretemporada del que sería su nuevo club.

Para contar con Benedetto en los dos partidos ante Paranaense (el 24 y el 31 de julio), Boca debería pagar un seguro de un millón de dólares, aunque la dirigencia sostiene que no tendría problemas en hacerlo.

El tema Nández es distinto, porque el volante "charrúa" no tendría inconvenientes en jugar ante el Atlético Paranaense.

Para acordar su pase, se reunieron en Madrid el presidente de Boca, Daniel Angelici; el representante del jugador y dos dirigentes del Cagliari.

Boca vendería el 70 por ciento de la ficha de Nández -el 30 restante corresponde a Peñarol de Montevideo- en una suma cercana a los 17 millones de euros. De concretarse esta operación, llegaría a Boca Daniele De Rossi, exjugador de la Roma, para cumplir con un viejo sueño de la mano de su amigo Nicolás Burdisso, director deportivo del club de la Ribera. Aunque los medios de Italia dan por segura la incorporación del mediocampista, el pase depende de que Boca venda a Nández, ya que así destrabaría uno de los cupos de cinco extranjeros. En cuanto al delantero que el "xeneize" sumaría en su plantel, uno de los nombres que suenan es el de Mauro Boselli, de 34 años, actualmente en Corinthians, quien fue contactado pero hasta ahora es una opción. El "9" que le gusta a Alfaro es el colombiano Felipe Caicedo, de 30 años, quien juega en la Lazio de Italia, en donde no es titular.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...