Jujeña denunció a una familia por maltrato, pero la obligaron a volver con ellos

Se llama Griselda, tiene 17 años, es huérfana y por problemas personales se fue a vivir a la casa de la familia de su amiga que se hizo cargo de su guarda en mayo de este año. Pero tuvo serios problemas, denunció que la maltrataron y que la sometieron, pese a eso, cada vez que intentó escaparse del lugar, debió regresar a la fuerza mediante la intervención de la Brigada de Investigaciones.

Mariana Vargas, abogada de Griselda que vive en Perico y está embarazada hizo público el caso de la joven que acusa a esta familia de exigencias para que realice tareas domésticas, de sometimientos por parte de un hombre y de que la amenazaron con obligarla a abortar.

Ella desea vivir con su tío biológico y cada vez que se escapaba de ese hogar se iba con él. La Dirección de Niñez intervino en el caso cuando se enteró de la situación pero, pese a eso, la Brigada volvió a llevarla con esa familia y esposaron al tío en el momento del procedimiento.

“La historia fue oscura. Debía limpiar, a veces no comía, no podía salir de la casa, la amenazaban con hacerla  abortar y con dañar al tío y a su pareja, soportó al hijo que en estado de ebriedad la sometió; y se escapó 3 veces. La Brigada de Perico la buscó las tres veces. Dos de ellas la volvió a la casa de Silvia. También la buscaban con publicaciones en los medios, alegando ser "la familia desesperada". A Griselda la tildaron de "joven con problemas de conducta".  La tercera vez que se escapó se escondió mejor y recurrió a mí”, comentó la abogada Mariana Vargas, sobre el caso de Griselda.

Siguió diciendo que “el martes 16 fuimos por la mañana al Juzgado de Menores con ella y el tío biológico, con quien decidió quedarse y en la Dirección de Niñez se firmó un acta dando cuenta de esa situación. Tanto del Juzgado como de la Dirección iban a llamar a la #Brigada para que dejen de buscarla y la dejen al fin tranquila, sin riesgo de volverla al infierno”.

“Pero ese mismo día a las 22.40 Griselda y su tío son llevados desde su casa por la fuerza a la Brigada por varios policías. El tío estuvo esposado. Ambos fueron liberados a la madrugada. Yo interpuse un Habeas Corpus por la mañana. El juez de feria lo rechazó porque ya estaban libres Griselda y su tío pero remitió copias a la Fiscalía de Feria para que se investiguen todos los hechos denunciados”, añadió.

Continuó su relato manifestando que “vi a ambos ese miércoles por la mañana. Con todo lo que pasó quien alquila piezas a la familia les pidió que se vayan del domicilio. Nos reímos un poco, charlamos bastante, y me fui tranquila, otra vez. A las 16 del jueves 18 otra vez el teléfono. La brigada nuevamente se lleva a Griselda por la fuerza de su casa a la sede policial y a su pareja, para que 'declaren'. Luego dijeron que no sabían la nueva situación, que fue un error”.

“Espero un nuevo llamado, tal vez haya otro funcionario que aún quiera castigarla porque decidió huir del infierno. Porque lejos de someterse pidió ayuda. Porque su decisión de adolescente que valió para quedarse engañada donde la dañaron, debía poder valer para ser libre y tener protección. La Dirección de Niñez no tuvo noticia de que tres veces huyó de ese domicilio, y que por algo sería. Se supone que en un mes, cuando tenga 18, ya ser ‘menor’ no la volverá a poner en riesgo. No sé. Espero que no vuelva a sonar mi teléfono”, finalizó diciendo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...