"El Rey León": hiperrealismo jamás visto

La versión original de "El Rey León" de 1994 se transformó en un clásico del cine de animación por sus notable contenidos argumentales y artísticos. Fue tan exitosa que buena parte de su público la conoce casi de memoria, los que crecieron en esa época la vieron una y otra vez en VHS y los que siguieron una y otra vez en DVD o por TV. Actualizar una película así es un desafío importante porque estamos tan familiarizados con su historia y con su música que hay muy poco margen para el cambio porque significaría de alguna manera atentar contra algo prácticamente sagrado.

Y esta semana llegó a las salas del mundo la esperada remake, "El Rey León", generada íntegramente de forma digital se puede apreciar en las carteleras globales y tras el visionado del filme la sensación es de emociones encontradas. Por un lado es tan increíble la factura técnica de la propuesta cinematográfica que resulta imposible negar sus prodigiosos méritos desde lo visual porque el aspecto hiperrealista de los personajes y los escenarios traslada a los espectadores efectivamente a la sabana africana.

La historia primigenia es recreada prácticamente cuadro a cuadro por el director Jon Favreau ("El libro de la selva"). Así vemos el devenir del joven león Simba que parte rumbo al exilio tras la muerte de su padre Mufasa, león rey de la sabana en una estampida desatada por su malvado hermano Scar. En el camino conoce a una suricata y un jabalí que lo acompañarán toda su juventud antes de retornar y recuperar el trono usurpado. Todo es casi igual sin embargo la mística, la magia, los sentimientos que brotaban en cada fotograma de la versión de dibujos animado aquí quedan a mitad de camino. Tal vez por su apabullante nivel de realización, el espíritu, el alma de la historia quedan diluidos. La factura fotorrealista es impresionante pero todo se sucede mecánicamente le falta un poco de la calidez que tenía la anterior y las emociones que remueve tienen más que ver con la nostalgia ya que es extraordinario revivir la película original con seres "reales".

Dato I: El reconocido actor de doblaje jujeño Sebastián Llapur, como Mufasa es uno de los dos argentinos convocados para prestar su voz en la película, el otro es el mago y comediante Agustín Aristarán, conocido como Radagast quien le pone la voz a Kamari, una de las malignas hienas.

Dato II: La versión original en inglés cuenta con un elenco de voces de lujo encabezado por Donald Glover, Beyoncé, Chiwetel Ejiofor y Seth Rogen.

Dato III: La cinta vuelve a contar con Hans Zimmer, el compositor que creó la icónica banda sonora de 1994 que ganó dos premios Oscar.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...