Trasplantada precisa operarse pero halló trabas

Después de haber recibido un trasplante de riñón hace 10 años, Leonor Erazo, sufrió otra complicación por una enfermedad ósea que padece. Tuvo que esperar 8 años para que la operen a causa de esa patología, lo consiguió en el 2017 y 2018, pero precisa una cirugía más y está teniendo serios problemas para poder acceder a ella.

 

Leonor tiene 28 años y vive en San Antonio. A los 18 recibió un trasplante de riñón, pero por otro problema precisa más operaciones.

 

Las dos intervenciones se llevaron a cabo en la clínica del Rosario, "y todo marchaba bien para que me realicen la tercera pero me ponen trabas desde Incluir Salud. Me operaron la pierna derecha pero ahora falta la izquierda. Fui con todos los papeles necesarios y me dijeron que tengo que operarme en un hospital público", mencionó Erazo en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

Cuando le dijeron eso, ella les explicó todo lo que tuvo que pasar "por 8 años, porque en el "Pablo Soria" no me quisieron operar. Yo les dije que en la clínica del Rosario me hicieron la cirugía sin problema".

Comentó que "hace medio año ya que me están haciendo esperar y me hacen dar muchas vueltas. Presenté todos los papeles al médico del ‘Pablo Soria’, me hizo esperar más de 3 horas para atenderme cuando fui el 3 de julio. Tengo miedo que me pase como la primera vez, que esperé muchos años. Además el doctor nunca me deja que lo hable ni que le consulte sobre mi estado de salud".

En ese sentido sostuvo que dejó una nota en Incluir Salud y hasta el momento no tuvo respuestas. "La primera vez tuvo que intervenir un abogado para que me operen. Les expliqué todo sobre lo que pasé antes de mi primera cirugía y aún así no me dieron ninguna respuesta".

Una enfermedad progresiva

Leonor nació con una patología denominada genu valgo severo bilateral, le afecta las rodillas provocándole una deformidad que le imposibilita caminar con normalidad. A medida que se fue recuperando del trasplante, inició gestiones para ser operada de las rodillas porque la enfermedad es progresiva.

Tuvo problemas para acceder a esa operación en ese entonces y después de 8 años recién la pudo concretar. Fue a finales del 2017 y el año pasado, sin problemas, pudo realizarse la segunda intervención en esa misma pierna. En ambas corrigieron la malformación del fémur derecho, aún falta la tibia de esa pierna y ambos huesos de la izquierda. Por haber esperado tanto tiempo la situación se agravó provocándole fuertes dolores. La operación fue imprescindible para poder detener el avance de la enfermedad que le provoca serios problemas de movilidad y de a poco va afectando sus caderas, lo que podría en un futuro obligarla a usar silla de ruedas.

Para completar su recuperación, precisa la tercera cirugía, a la cual no logra acceder. "Me duele mucho la pierna que no me operaron, con la otra sí puedo sostenerme bien y me recuperé satisfactoriamente".

Destacó que la Asociación "Jujuy da Vida" cumplió un rol fundamental acompañándola siempre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...