Aguas termales de Jujuy, una alternativa turística saludable

Dicen que la mayor alegría la da la salud, y qué mejor que obtenerla por medio de los recursos que la naturaleza te puede brindar.

Cuando hablamos de turismo, el objetivo que se persigue como primordial es satisfacer mente, cuerpo y espíritu, y un buen ejemplo es cuando uno regresa a casa sintiéndose "como nuevo", luego de haber recorrido diversos sitios, probado sabores diferentes o respirado otros aires.

Y al hablar de las propuestas más específicas sobre turismo saludable se hace referencia a las aguas termales. Y claro! si se trata de relax en su máxima expresión, a tal punto que es posible decir que se pierden unos años y, efectivamente, se cambia "a nuevo".

La mente se distiende, disfruta y encuentra paz, el ceño desaparece, los dolores y estrés que cargábamos se van a medida que el agua caliente penetra por los poros de nuestra piel que de a poco va rejuveneciendo.

RÍO JORDÁN/ DESDE VENADO TUERTO A SAN FRANCISCO (GENTILEZA PABLO SCAZZINA)

Pero vale destacar que el turismo termal dejó de ser un destino exclusivo para personas mayores que sufrían el paso del tiempo en sus articulaciones, huesos y músculos. Hoy, también llama la atención de familias enteras. Así que no es de extrañar ver a piletones naturales o artificiales colmados con niños y adolescentes nadando, jugando y riendo.

Y lo más fantástico de esta propuesta es que se puede disfrutar el año entero. Sí, aunque es recomendable por las altas temperaturas que el agua posee, tomar los baños en épocas templadas o frío, más que cuando los calores son intensos en verano.

Por eso, aprovechando este invierno dejate tentar, cambiá tu destino y vení a algunos de los centros termales que posee Jujuy. Te aseguro, no te vas a arrepentir.

Elegí conjugar los beneficios del agua con el disfrute de un marco natural como el que brindan nuestros espacios del verde jujeño.

Un poco de historia

Las aguas termales ya ocupaban el pensamiento del hombre desde la antigüedad occidental, el griego Hipócrates las menciona para tratamiento de afecciones. Durante el Imperio Romano, las prácticas hidroterápicas fueron remedio soberano.

En América, los mayas y tribus como los Siux, Creeks, Chippewas, las usaban. Más al sur, los incas descubrieron sus beneficios y las utilizaban racionalmente. Eran llamadas Yacu Rupaj o "las milagrosas aguas calientes" y recién en el período hispánico, se las reconocen como "fuentes termales".

RELAX TOTAL/ LAS CHICAS DE CÓRDOBA EN LA PILETA TECHADA DE QUEBRADA TERMAL.

Fueron las excursiones de mediados de siglo XIX, las que permitieron registrar fuentes termales en diferentes puntos de la Argentina, y en la década de 1860, el geógrafo francés Martín de Moussy las menciona en sus estudios.

En Jujuy, fue el doctor alemán Max Siewert (1876) el primero investigar la composición química de las aguas de Termas de Reyes.

Un poco de geología

A lo largo de la cordillera de los Andes, la mayoría de las termas son de origen volcánico o montañoso. El agua subterránea se caldea al circular por las fisuras de la roca, y surge a temperaturas superiores a la de la atmósfera en las fuentes termales.

Además de estar caliente, el agua suele ir cargada de minerales disueltos que a menudo se depositan alrededor del manantial, creando formas y a veces color. La composición de las aguas es variable y depende tanto de su origen como de las capas rocosas atravesadas: aguas ferruginosas (presentan fundamentalmente hierro), cloruradas (con cloro), sulfuradas y sulfurosas (con azufre, lo que las hace bastante hediondas), sulfatadas (en las que el azufre se combina en sulfatos de sodio, calcio, magnesio, etc.) o bicarbonatadas.

Entre otros minerales, contienen flúor, hierro, bromo, boro, yodo, cromo, sodio, fósforo, arsénico y silicio carbónico. Además de su mayor temperatura, tienen factores energéticos como ionización, mineralización, radiactividad, gases y variaciones de PH. Y se las clasifica en frías (menos de 20ºC), hipotermales (20-35ºC), mesotermales (35-45ºC), hipertermales (45-100ºC) y supertermales (100-150ºC).

Beneficios para la salud

HOTEL SPA/ LA PISCINA AL AIRE LIBRE PARA DISFRUTAR DEL PAISAJE.

El termalismo es un tipo de hidroterapia reconocida por la Organización Mundial de la Salud y la Sociedad Argentina de Dermatología como una práctica beneficiosa, porque tiene efectos saludables sobre la piel, los tejidos, las articulaciones, los músculos.

Estas aguas ayudan a crecer a las células, mejoran la actividad orgánica, alivian a personas que padecen de reumatismos, problemas respiratorios, eczemas en la piel y psoriasis y mejoran la circulación y la digestión, entre otras tantas virtudes.

No sólo sirven para enfermos, además poseen una función preventiva, al ser relajantes y antiestrés.

Es importante destacar que se aconseja que los primeros baños no superen los 10 minutos de duración para adecuar gradualmente al organismo a las propiedades del agua.

Las diferentes propuestas

En nuestro país hay termas en 16 de los 24 distritos y en Jujuy, entre las que existen se destacan tres.

Termas de Reyes

A solo 18 km de San Salvador de Jujuy, se encuentran las Termas de Reyes, con un sistema de aguas subterráneas a más de 50º C, plenas de sales minerales y con elementos nutritivos para la vida. Se debe tomar ruta nacional 9, tomar la RP 4, pasando Guerrero hasta dar con un lugar, entre cerros de 1.300 metros, cubiertos por una abundante vegetación. En el sector se emplazan tres espacios para el disfrute de las aguas termales. 

El Hotel Spa: cuya construcción data de 1938, posee una piscina con agua termal e hidromasaje, solario, además posee14 baños de aguas termales, y saunas. 

Complejo Termas de Reyes: ubicado en paralelo al río Reyes sobre la ruta 4. Posee una piscina al aire libre, y dispone de cabañas para el alojamiento de hasta 8 personas, también cuenta con espacios y asadores para picnic o almuerzos. El horario es de 10 a 19 horas. Precios accesibles.

Quebrada termal: para llegar al complejo se continúa por la ruta 4, por detrás de la Usina eléctrica. Posee dos piletas, una techada con el agua más caliente. Y una tercera que se habilita en verano, cuenta con restaurante ya que no se permite el ingreso de bebidas ni comidas.Para entrar a las piscinas se debe usar bañador. Está abierto de 9 a 20. Precios accesibles. 

Caimancito

El complejo se encuentra a una distancia de 150km de San Salvador de Jujuy; a 40 km de Libertador Gral. San Martín y de la entrada al Parque Nacional Calilegua se accede por la ruta nacional 34 y luego por ruta provincial Nº 1.

Se encuentra a una altura 500msnm sus aguas bicarbonatadas, clorosulfatadas y alcalinas tienen reconocidas cualidades mineromedicinales. Cuenta con tres piletas, una de ellas techada, bañeras termales y piletones al aire libre con fango termal (Foto: gentileza Complejo Caimancito). Puede acampar por el día; posee asadores; dispone de alojamiento con baño privado.El horario es de 8 a 19.

Termas de Río Jordán

Se encuentra en la localidad de San Francisco a 165 kilómetros de San Salvador y a casi 17km al sur de Valle Grande. Para llegar, se debe tomar la ruta provincial Nº83 y atravesar el Parque Nacional Calilegua. Ya en San Francisco, para realizar la travesía se requiere autorización y guías de la zona pertenecientes a la comunidad. Es un promedio de 2 horas de ida caminando por un sendero de media a alta dificultad. Posee pozos naturales de aguas que llegan a los 30º y de color turquesa, por su gran mineralización (sulfatadas, cloruradas y sódicas). Allí se podrá nadar sin inconvenientes en profundidades que varían entre los 40cm y zonas de 2m.

Uno de los guías autorizados es Hugo Tolaba, lo podés encontrar en facebook Termas del Jordan Jujuy o por correo a tolabanelsonhu go@gmail.com
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...