Urtubey: “El Servicio Cívico Voluntario es una operación de campaña”

Juan Manuel Urtubey es uno de los dirigentes jóvenes con más proyección política en la Argentina. Tras ser tres veces gobernador de Salta, ahora buscará la vicepresidencia de la Nación secundando a Roberto Lavagna. El mandatario visitó ayer Jujuy y dejó varias definiciones para el análisis. En una entrevista exclusiva con El Tribuno de Jujuy, Urtubey aseguró que hay “una sociedad bastante explícita entre Mauricio Macri y Cristina Kirchner” para forzar la polarización. Además, descartó formar parte de un eventual gabinete si gana Juntos por el Cambio y minimizó sus diferencias con Lavagna en relación al aborto. “Dejar de pagar los intereses de las Leliq -como planteó Alberto Fernández- es demagogia preelectoral”, concluyó.

A menos de dos semanas de las Paso, ¿cómo cree que será el rendimiento electoral de Consenso Federal?
Junto a Roberto Lavagna estamos recorriendo el país planteándole a la gente que la Argentina tiene una salida diferente a seguir en la confrontación y en la grieta entre (Mauricio) Macri y Cristina (Kirchner). Nosotros somos optimistas, obviamente vamos a esperar a ver qué dice la gente en el sentido en que hay que empezar a abrir un camino para muchos argentinos que no quieren que siga este Gobierno y no quieren que vuelva el anterior. ¿Somos suficientes para formar un nuevo gobierno? No lo sabemos, lo vamos a descubrir para la elección. 

Las encuestas pronostican que ustedes estarían por debajo de los diez puntos el 11 de agosto, ¿a qué atribuye esa situación? 
Yo no creo que eso sea así, nosotros estamos viendo otra cosa. Me parece que hay demasiada operación para tratar de que no exista más nadie que no sean Macri y Cristina; es como una sociedad tácita entre ellos, aunque bastante explícita a esta altura, que necesitan existir sólo ellos dos. 

En caso de que lleguen a la presidencia, ¿cuál sería la primera medida que tomarían? 
La Argentina vive indudablemente una fuerte crisis económica y nosotros lo sentimos en nuestra región: toda la actividad productiva está fuertemente castigada porque lo que se promueve en la Argentina es la especulación financiera. Lavagna planteó bajar los impuestos a las pymes, incentivar el valor agregado en origen a través de una política impositiva específica, poner plata en el bolsillo de la gente a través de la indexación de los créditos y de las tarifas de servicios públicos atados no a la inflación sino al crecimiento del salario de los trabajadores. Pero todas esas medidas requieren otro capítulo muy fuerte, que es una profunda reforma institucional. Argentina ha perdido la confianza y para recuperarla hay que fortalecer las instituciones de la República. Estamos planteando modificar el sistema institucional e ir a un sistema de gobierno semiparlamentario menos personalista. 

Alberto Fernández dijo que dejaría de pagar los intereses de las Leliq para subir 20 por ciento las jubilaciones, ¿coincide con esa idea?
Mucho de eso tiene que ver con demagogia preelectoral. ¿Qué es lo que estamos diciendo, que vamos a defaultear de nuevo en la Argentina? ¿Vamos a ir a las soluciones mágicas de dejar de pagarle algo a quien le debemos para que le vaya bien a los demás? El resultado es que si la Argentina sigue estafando a la gente que le presta plata, irremediablemente nunca se va a recuperar la confianza. 

Referentes opositores plantearon dudas respecto del cambio de empresa para el escrutinio, ¿teme que pueda haber fraude?
La Argentina desde 1983 a la fecha se ha blindado en ese sentido, esperemos que eso siga así. Sería muy malo para la Argentina que no funcione. Creo que en estos años se perdió una gran oportunidad. El Gobierno y muchos socios del Gobierno habían prometido que si llegaban al Gobierno iban a reformar el sistema electoral e iban a ir a un sistema parecido al que tenemos en Salta, con el sistema de boleta única electrónica que es más transparente. Lamentablemente este Gobierno no tuvo voluntad de hacerlo. 

Inicialmente Alternativa Federal tenía el respaldo de varios gobernadores peronistas, ¿por qué cree que Consenso Federal no logró el apoyo público de ningún gobernador del PJ? 
En términos de lo que es la competitividad electoral prima facie, obviamente el kirchnerismo y el macrismo son dos polos de atracción interesantes. Todos los procesos de cambio estructural en la Argentina se dieron de abajo para arriba, no desde el poder. El propio Macri ganó sin el apoyo de los gobernadores, cosa que también le pasó a (Fernando) De la Rúa. Habitualmente nosotros solemos amontonar el aparato, a mí me pasó en Salta, contra todo el aparato les gané a todos. A mí me preocupa menos adonde están los dirigentes que adonde está la gente.

¿Con qué medidas se puede bajar la inflación sin dejar de estimular el consumo? 
Eso es lo que hace este Gobierno. El Gobierno ha ido a la receta clásica: enfrías la economía, planchas el consumo y de esa manera derrotas la inflación. Ese es un error grosero. Lo que tiene que hacer Argentina es generar incentivos a la producción de bienes. Si vos hacés mover la rueda en términos de la generación de valor agregado y de actividad económica, y la producción de bienes se empieza a igualar y a pasar a la demanda de bienes, automáticamente la inflación empieza a bajar en un contexto de crecimiento y desarrollo económico. Esto ya pasó mientras Lavagna fue ministro. 

Semanas atrás admitió que Macri le ofreció la vicepresidencia y que su respuesta fue negativa. Hay versiones sobre que podría sumarse a un eventual Gabinete de Macri si resulta reelecto, ¿puede darse eso?
Siempre me ofrecen cargos. Ya le dije que no voy a ser candidato a vicepresidente, imaginate si voy a agarrar cualquier cargo. Yo no estoy buscando cargos, yo creo que la Argentina necesita un cambio de gobierno y salir de donde está. Nosotros acá en el Norte estamos padeciendo lo que significa una política de gobierno que está plantada en la especulación financiera y no en la actividad productiva. ¿Cómo yo voy a validar políticas públicas que le están haciendo mal a mi región?

Usted se manifestó a favor de la despenalización del aborto y Lavagna dijo que está en contra, ¿cómo se salda esa situación interna? 
No hay ningún problema, en el sentido de que nosotros creemos que esto no lo resuelve la política. Para mí esto se resuelve a través de la sociedad argentina votando en una consulta popular vinculante a ver si el país está a favor o en contra. Lo que pensemos los políticos es una anécdota porque lo importante es lo que resuelve el pueblo argentino. Es un tema de tal nivel de capilaridad en la sociedad que requiere a mi juicio de una resolución ciudadana, no de la política. No hay que tenerle miedo a la gente.

¿Está de acuerdo con la aplicación del Servicio Cívico Voluntario que lanzó el Gobierno nacional? 
Es una operación de campaña. En un país de cuarenta millones de personas plantear un Servicio Cívico de mil doscientos chicos es un chiste. Lo hacen para que discutamos en campaña sobre eso, pero no es una política de Estado sobre la cual podamos discutir. Para mí, claramente lo que tenemos que pensar en la Argentina es cómo les damos herramientas a los chicos y a los no tan chicos para desarrollarse en el mundo del trabajo. Para mí lo vital es poner la cabeza en educación más que en seguridad, en términos de cómo nosotros garantizamos darles capacitación no formal a efectos de que los chicos salgan con alguna capacidad para hacer algo. Yo pondría mucho más énfasis en las escuelas de oficios que en esas cosas.

En materia de seguridad, ¿cuál es su propuesta para bajar los índices de delincuencia? 
Primero hay que ir a una profunda reforma en el sistema judicial argentino. Particularmente en la Ciudad de Buenos Aires vos tenés la justicia federal, la justicia nacional y la justicia de la ciudad, en todo el resto del país sólo tenés la federal y la provincial. La justicia nacional le tiene que dar competencia a la justicia federal a efectos de que se pueda combatir el delito en ese gran centro urbano que es la Ciudad de Buenos Aires y también en el Conurbano. Segundo, hay que estandarizar la formación de los agentes de seguridad, hay algunos lugares en donde en un par de meses le dan un arma a un chico y lo mandan a cuidar y hay otros que van a la universidad y que están un par de años como hacemos en Salta. Tercero, hay que poner en funcionamiento de verdad la reforma al Código Procesal Penal que empezó ahora como plan piloto en Salta y Jujuy cuando ya tenemos la ley hace más de tres años. También hay que avanzar en la reforma del Código Penal y obviamente hay que dotar de la logística adecuada a las fuerzas de seguridad para combatir el delito que se debe. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...