"El canto es el modo que tengo de decir"

Es cantante y también poeta. Cuando comenzó a transitar el camino musical de forma exclusiva o profesional, primero formó un dúo con Lucho Guedes, luego incursionó en tríos, cuartetos y quintetos, hasta que en 2010 crea el proyecto "Memoria de la semilla", en homenaje al poeta Jaime Dávalos, su padre, para difundir su obra.

Como parte de ese proyecto, en 2012, edita su primer trabajo discográfico con el mismo título, en el que participan grandes artistas tales como Jaime Torres, Juan Falú, Liliana Herrero, entre otros.

En 2013 es galardonada con dos Premios Gardel, por este disco, en los rubros "Mejor álbum artista femenina de folclore" y "Mejor álbum nuevo artista femenino de folclore".

El proyecto además fue becado por el Fondo Nacional de las Artes para dar talleres y conciertos didácticos en las escuelas.

Llegaste el domingo a Jujuy, y venís de Salta ¿cuál es tu agenda?

Llegué a Salta el miércoles. El motivo es que el año pasado me otorgaron una beca del Fondo Nacional de Las Artes para formadores, por el proyecto "Memoria de la semilla, talleres y conciertos didácticos para escuelas" de Salta y Jujuy. En realidad es para escuelas en general, pero el proyecto lo pensé para venir específicamente a estas provincias. El viaje comenzó en San Carlos y Cafayate, en los Valles Calchaquíes, casualmente territorio de muchos Dávalos, porque por ejemplo, la primera escuela que voy se llama "Doctor Arturo León Dávalos", que debe ser algo de mi abuelo, del padre de Jaime. Ellos se criaron en la zona de Cachi y alrededores, hay un vino que se llama Ricardo Dávalos. Me pasa esto que voy a los lugares, y siempre encuentro un pedazo de mi historia para aprender y conocer. Di un taller en la Escuela de Música de San Carlos, y en El Caedero del mismo lugar. También en el Profesorado de Música dando el taller y un concierto en la Bodega Encantada del Museo de la Vid y el Vino.

El martes di el taller "Memoria de la semilla" en la Escuela Superior de Música de San Salvador de Jujuy. Es un taller y concierto didáctico. Previo a mi llegada yo estoy en contacto con los directivos y docentes y paso partituras y material para que lo trabajen primero. Entonces los chicos van trabajando sobre arreglos de algún tema que elijan, o de algo que yo les marco puntualmente. Por ejemplo en el Capec que son chicos que tocan música mayormente de orquesta, tomaron "El Jangadero" y "La warmillita", con el coro también de la institución. Para mí es hermoso porque en el concierto voy hilvanando poesías, textos, voy contando historias. Para abrir el taller paso un audiovisual de Ricardo Aceval, que lo hizo en su época. Cuando hizo ese audiovisual no existía lo digital, así que lo tenía en diapositivas, después lo digitalizamos. Es una semblanza de Jaime, un recorrido por su vida, una biografía contada en imágenes, en veinte minutos. Hacemos luego una mini charla por si quieren preguntar algo, y después arranco con el taller sobre las metáforas, las imágenes, qué interpretan ellos de los versos de Jaime Dávalos. Y se genera una cosa interactiva, de charla, cantamos, y se arma algo lindo. Lo bueno es que los chicos participen. Yo podría ir de lugar a lugar, hablar y retirarme, pero cuando pensé los talleres, fue en función del objetivo que es difundir su obra. Con el disco que hice con sus obras, nos fue muy bien, fue premiado, pero no se terminaba de cumplir con eso, porque para que la obra de un poeta de la magnitud de Jaime Dávalos, nos siga hablando, y la sigamos conociendo, tenemos que ir hacia las nuevas generaciones, a las escuelas primarias y secundarias, hablar y estar. A ellos les gusta. Los chicos de San Carlos me fueron a ver a la noche al concierto, y cantaron conmigo, se engancharon. Me parece muy valioso aportar eso.

Hay muchos artistas de tu generación que vienen con la herencia de un apellido que tiene que ver con la poesía o la música popular argentina. ¿A vos particularmente que te pasó cuando decidiste ser música? ¿Tenía que ver con esto de ser la "hija de..."? ¿Y cuándo te pasa esto de asumir el compromiso de difundir la obra de tu padre para que perpetúe?

Fue un largo camino. Yo canto de toda la vida, y mi hermana también. Mi hermano Marcelo es quizás quien más estudió música, compone, e hizo todos los arreglos del disco. En general todos fuimos estimulados todo el tiempo en el arte, porque mi papá era muy inquieto, le gustaba además de la poesía trabajar la madera, hacía títeres, etc. Yo también dibujo y pinto, y estudié diseño textil, fui vestuarista de teatro, cine y publicidades, durante veinte años. Y la música quedó dormida. Cerré esa puerta hasta que la música me vino a buscar. Empezó como algo así de "necesito cantar", "quiero cantar", y entonces busqué maestras de canto, hasta que me encontré con Marcela Pietrokovsky, y comenzó un recorrido que fue creciendo. Luego armé un dúo con un músico, luego un trío, hasta que dejé de trabajar como vestuarista.

Fue un periodo de diez años más o menos, y eso me fue tomando, y en ese tomar, ya venía desde la adolescencia con una carpeta que tenía con poesías inéditas llenas de tierra, que mi viejo dejó y quedaron dormidas. Mi encuentro con él como artista, como escritor, fue después que él murió. Fue a mis 35 años, ahora tengo 48. Estoy convencida que me encontré con algo que me representa. El canto es el modo que tengo de decir algo. Ahora soy libre y dueña de hacer y decir lo que quiera, porque no trabajo con una discográfica. "Memoria de la semilla" es un disco independiente, y creo en esta independencia como una forma de libertad a la hora de tomar decisiones artísticas.

Además de los talleres de la Escuela de Música y el Capec sobre la obra de Jaime Dávalos, y de los conciertos en el "Tizón", Tilcara y Humahuaca, hay un taller de canto...

Sí, mañana viernes además, de 15 a 17 en el Centro Cultural "Héctor Tizón", y el sábado en el Capec, voy a dar el Taller de Ensamble Vocal Femenino, dirigido a cantoras y aficionadas, mujeres en general que les gusta el canto, con ganas de cantar en grupo. Vamos a hacer expresión vocal, un poco de técnica, un trabajo de escucha, con repertorio de folclore argentino.

¿Y la propuesta musical del concierto cuál es?

El concierto se llama "Íntima Dehiscencia", que es el momento en que la flor libera la semilla, que es un tiempo de creatividad, de cosas nuevas, de probar nuevas canciones. El concierto va trenzando esto de Dávalos que hay en el disco, canciones que no están en el disco también, el nuevo repertorio, algo del folclore latinoamericano. Voy a tener dos invitadas de super lujo en Jujuy, una será Mónica Pacheco, de quién soy amiga de hace mil años porque nuestros padres eran amigos, y cuando pensamos en qué íbamos a a hacer juntas surgieron perlitas interesantes que tienen que ver con nuestra historia, algo que trasciende lo musical.

La otra invitada es Noelia Gareca, a quien conocí cuando ella estudia en La Plata, compartimos guitarreadas y hace mucho que no veo.

La agenda de Florencia

Mañana de 15 a 17, dará el Taller de Ensamble Vocal Femenino, en el Centro Cultural “Tizón”; y por la noche a las 21, presentará el concierto “Íntima Dehiscencia” en el mismo espacio, junto a Leo Vargas en la guitarra, con las cantoras jujeñas Mónica Pacheco y Noelia Gareca, como invitadas. 
El costo del taller es de $400, y las entradas del concierto $150 anticipadas en el bar del “Tizón”, y $200 en la puerta. Y las dos actividades por $500.
El sábado de 16 a 18, dará el Taller de Ensamble Vocal Femenino, y a las 20 el concierto, en el Capec (Centro Andino para la Educación y la Cultura) de Tilcara.
El domingo, hará el concierto en La Casa del Tantanakuy de Humahuaca, a partir de las 21.
Ayer y antes de ayer, dio el Taller “Memoria de la semilla”, sobre la obra de Jaime Dávalos en la Escuela Superior de Música de Jujuy y en el Capec.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...