"En casa se respira automovilismo"

 

-Una vida ligada al deporte motor, arrancando con tu abuelo Teófilo...

-Es así. Él empezó con todo esto del automovilismo. Cuando llegó de Bolivia era mecánico y abrió un taller en Jujuy. Luego se acercaron algunos clientes que querían incursionar en las carreras, tal como Buitrago, a quien le armó una cafetera. Mi papá, Oscar, tenía 18 años y también empezó a sentirle gusto a las competencias. Con el Torino de mi nono se presentaban en Cochabamba y en otros circuitos. Después armó una cafetera para mi padre, que a los 23 o 24 años comenzó a participar. Y me cuentan que estando embarazada, mi mamá ya me llevaba a las carreras y sabía que en algún momento iba a estar girando en la pista. Desde chiquito iba siempre.

 

-¿Y a los cuántos años comenzaste a correr de manera oficial?

-Arranqué como copiloto de mi papá en cafeteras a los 13 años. Mi abuelo había fallecido ya, pero dejó el equipo armado con mi tío David también. Debo haber corrido cinco años como copiloto. Y en el 2011 debuté en los karting. No me gustó, me aburría, sentía que iba muy despacio y luego empezamos a armar el Fiat 600, "El Rayo", para correr la temporada siguiente.

 

-¿Cuál fue la sensación que te embargó?

-Con 17 años debuté en la Fórmula 05 y la sensación que sos el que llevás el volante es única. Obvio, los cinco años de experiencia con mi viejo me sirvieron mucho y también tenía mucha gente detrás mío, mi familia fundamentalmente. Mis tíos por parte de mi mamá también corren y me aconsejan. Eso sí, el que termina tomando la decisión es uno dentro del auto.

 

-Me imagino que las charlas después del almuerzo de los domingos no son de fútbol, sino de autos...

-De lunes a lunes siempre estamos charlando de automovilismo, ya sea una maniobra que dejó el fin de semana o una carrera a nivel nacional que vimos por TV. En casa se respira automovilismo. Inclusive mi mamá es una apasionada por los "fierros".

 

-¿Se trata de un deporte caro?

-Es caro, pero no tanto para el nivel en el cual competimos en Jujuy. Se debe hacer una sola inversión en un auto bueno, armar buen chasis y contar con un motor sólido. Y a lo largo del año mantenerlo. Al terminar la temporada, nuevamente invertir y continuar así. Se gasta dinero en cada carrera, pero yo por suerte no tengo que pagar mecánico. Tengo el placer que mi viejo arma el auto y lo atiende en pista, gastando en nafta y comida.

 

-Encima es todo a pulmón.

-Se necesitan sponsors, empresas que te apoyen, amigos que te den una mano. Los sponsors que tenemos son amigos que acercan a nuestro negocio o en el propio circuito, que te dicen "me gustó cómo manejás y me gustaría colaborar con vos". Así son los que tengo y todo suma. Es un alivio poder comprar el combustible, la comida para el equipo, pagar la inscripción. Ellos son Gaby Fiat, Casa Josy, Escudo Seguros, Caburé y Saúl Alineados.

-Hace unos años hicimos un relevamiento en el diario y a diferencia de otras provincias, el segundo deporte más popular después del fútbol es el automovilismo. Quiere decir que el jujeño es "fierrero".

-Para el piloto, salir a la línea de largada y ver la recta completa, no hay nada más emocionante. Este año, en los tres circuitos -El Carmen, San Pedro y Perico- se encuentran colmados de gente cada vez que se corre. Por parte de las tres comisiones se está haciendo bien las cosas en cuanto a la difusión. También los pilotos ayudan compartiendo una imagen por las redes sociales. Cuando se da la vuelta previa y el público empieza a saludarte es una sensación muy agradable. Y cuando termina la carrera y llegan las felicitaciones, más todavía. Es gratificante para todos y no sólo para nosotros, ya que los organizadores tienen más ganancias, dinero que utilicen para subsister porque las comisiones son sin fines de lucro. Me pone muy contento que sea el segundo deporte en la provincia.

-¿Ahora estás incursionado en una categoría nueva para vos?

-Estoy compitiendo en Fiat 128. En el 2012 fue subcampeón en "05" detrás del gran Enzo Flores, que venía de ser seis veces campeón. Nuestro objetivo era ganarle a él. Desde chiquito fui hincha de Enzo. Después se tornó una gran rivalidad, era como un River-Boca, llegó al punto que ni nos mirábamos. En el 2013 pude ganar el primer campeonato, muy sufrido y festejado. Repetimos en el 2014; mientras que en el 2015 y 2016 también terminamos primeros, pero ya era "interprovincial", corriendo en Metán contra todos los pilotos salteños. Pero en el 2017 pone una restricción para la categoría "05" en la cual impone que los pilotos que ganaron tres campeonatos no pueden correr más. Entonces, Enzo Flores, Leandro Martín, de Salta, y yo quedamos afuera. Entonces, en el 2017 no hice nada, pero luego comenzamos a armar el 128. A mediados del 2018 lo hicimos debutar en El Carmen y competí las fechas restantes. En el campeonato actual, al cabo de cinco fechas, voy liderando, a dos puntos de Ariel Díaz, destacado piloto también de GTS.

"Ahora es más saludable"

En cuanto a la incertidumbre que implica saber durante la semana la posición final en cada carrera, esperando el informe del comisionado, Alejandro Zeballos fue contundente al respecto. "Son horas horribles. Ya te entregaron el premio, festejaste con los tuyos, pero en el fondo no sabés si te confirman. O si el lunes, martes o miércoles, te descalifican. Me pasó en la primera fecha de este campeonato. La ganamos, recibí el trofeo y festejamos. Hasta comimos un asado el lunes en casa. Pero el miércoles me bajaron el pulgar. Está mal. Esas cuestiones se tienen que decidir en el acto", sostuvo. Recordó que fue castigado por una maniobra antideportiva y a partir del incidente, en todas las carreras hay un monitor para chequear las acciones dudosas. "Recién después se procede a entregar los premios. También se hace ahí nomás las revisaciones técnicas, siendo más saludable. Entonces, te vas del circuito sabiendo si fuiste primero, segundo o tercero", agregó.

Al ser consultado sobre el circuito "Illescas" de Perico que volvió al ruedo, el joven piloto comentó que "nunca había corrido allí y está muy bueno. Es una plaza muy importante por cantidad de gente que asiste y porque también es la ciudad que más pilotos aporta en las cuatro categorías. Que haya regresado este trazado al campeonato interprovincial aporta mucho. Es un circuito corto, pero bastante técnico", analizó. Finalmente, recordó con cariño y admiración al dirigente sampedreño César Torres, fallecido recientemente. "Era un apasionado al deporte motor y en San Pedro estaba encargado de todo. Era un buen hombre, con quien se podía charlar. Lo vamos a extrañar mucho. Apenas terminaba la carrera, se acercaba y nos preguntaba cómo estuvo la pista. Será siempre recordado".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...