La escalada nuclear de Irán pone en alerta a EEUU, China y Rusia

El Organismo Internacional de Energía Atómica (Oiea) oficializó ayer que Irán está enriqueciendo uranio por encima del 3,67 % de pureza establecido en el acuerdo internacional de 2015, como había anunciado Teherán, y desató una queja de Estados Unidos y la preocupación de China y Rusia.

Si una semana atrás Irán había superado los 300 kilos de hexafluoruro de uranio enriquecido al 3,67 % establecidos también en el acuerdo nuclear internacional firmado por las principales potencias mundiales en 2015, ahora alcanzó a un nuevo incumplimiento que el Oiea analizará hoy en su sede en Viena.

"El director general (del Oiea), Yukiya Amano, informó a la Junta de Gobernadores del Oiea que los inspectores del Organismo verificaron el 8 de julio que Irán está enriqueciendo uranio por encima del 3,67 %", informó un vocero de esa agencia de la ONU.

Irán anunció ayer, a través de su agencia de noticias estatal, que comenzaba a superar ese limite, al expirar el ultimátum de 60 días que había dado a los firmantes europeos del acuerdo nuclear para que compensen la política de Estados Unidos, que se retiró del pacto el año pasado y relanzó una serie de sanciones económicas y comerciales contra Teherán.

La Junta de Gobernadores del Oiea, el órgano ejecutivo del cuerpo, se reunirá hoy en Viena, a pedido de Washington, para analizar la situación del programa nuclear iraní.

El acuerdo de 2015, cerrado tras meses de duras negociaciones, puso fin a más de una década de conflicto diplomático por el programa nuclear que Irán ocultó durante una década larga y sobre el que se sospechaba su posible fin militar.

A cambio de que Irán limitara el tamaño y la intensidad de sus esfuerzos nucleares y aceptara un estricto régimen de inspecciones del Oiea, la comunidad internacional se comprometió a levantar las sanciones que asfixiaban a la economía iraní

Superar la pureza del 3,76 no significa acercarse inmediatamente al 90% necesario para fabricar una bomba, pero sí supone un salto en el complicado proceso técnico de enriquecer uranio, reportó la agencia EFE.

Tras la confirmación del Oiea, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, recomendó a Teherán que "no confunda la contención estadounidense con una falta de firmeza estadounidense", para quien es claro que Washington "nunca permitirá que Irán obtenga un arma nuclear".

"Confiamos en que todo vaya bien, pero Estados Unidos y nuestros militares están preparados para proteger nuestros intereses y ciudadanos en la región", alertó Pence.

A primera hora, habían sido China y Rusia los que manifestaron su preocupación por la decisión de Irán de romper los límites de enriquecimiento de uranio fijados en el acuerdo de 2015, y reclamaron soluciones diplomáticas para reducir las tensiones. "China lamenta la decisión iraní. La aplicación efectiva y completa del acuerdo nuclear es la única manera de solucionar este asunto", expresó el vocero de la Cancillería china, Geng Shuang. Rusia, a su turno, advirtió que la situación es "preocupante" y pidió que Irán y Estados Unidos resuelvan sus divergencias por medio de un "diálogo civilizado".

Enriquecimiento de uranio al 4,5%

Irán anunció este lunes que empezó a enriquecer uranio a más del 4,5%, por encima del límite fijado en el acuerdo internacional de 2015 sobre su programa nuclear, cada vez más frágil y advirtió a Europa de no agravar la situación.
“Esta mañana Irán superó el umbral del 4,5% en el enriquecimiento de uranio”, según Behruz Kamalvandi, el portavoz de la organización iraní de energía atómica, según la agencia semioficial Isna.
“Este grado de pureza es perfectamente suficiente para las necesidades del país en combustible para la central nuclear” de electricidad, prosiguió Kamalvandi.
El Organismo Internacional de Energía Atómica (Oiea) confirmó este lunes que Irán comenzó a enriquecer uranio a un nivel superior al autorizado. “Los inspectores del Oiea verificaron el 8 de julio que Irán enriqueció uranio por encima del 3,67%”, indicó un vocero del organismo en un comunicado.
Estos niveles están lejos del 90% necesario para la fabricación de una bomba atómica, pero debilita aun más el acuerdo de Viena, en riesgo desde la retirada unilateral de los Estados Unidos en mayo de 2018 y el restablecimiento de las sanciones económicas estadounidenses contra Teherán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...