"Esta suba del dólar se trasladará inmediatamente a los precios"

-¿Por qué el resultado de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) impactó de forma contundente en la suba del dólar?

-Los operadores de los mercados financieros nacionales e internacionales esperaban un resultado distinto, seguramente una diferencia menor y han reaccionado saliéndose del peso y yendo hacia el dólar como un refugio de protección porque, evidentemente la visión que tienen del discurso del candidato Alberto Fernández que, por ejemplo, respecto a Leliqs pagarían menos intereses, lo que significa que los ahorristas que tienen pesos en plazo fijo también recibirían menos intereses y así harían que perdieran frente a la inflación, y eso hace que en estos dos últimos meses hayan estado por encima de la inflación. Esta situación haría que los tenedores de pesos en plazo fijo, parte de ellos, busquen proteger esos ahorros comprando dólares. Y esto es claramente lo que pasó hoy (por ayer). Hubo salidas de posiciones en plazo fijo y mañana (por hoy) vamos a ver qué pasa con la renovación de las Leliq que vencen yendo al dólar y eso presionó fuertemente sobre el mercado del dólar que al ser chico, cualquier movimiento poco fuera de lo común, produce estos corrimientos de precios importantes.

-¿Se esperaba que esto sucediera en esta magnitud?

-Todo dependía de los resultados. Sí se esperaba que si el resultado fuese dentro de lo estimado por las encuestas, entre 4 o 6 puntos de diferencia, probablemente no hubiese ocurrido esto, pero de haberse mantenido dentro de esos márgenes hubiese sido muy poco significativo el movimiento.

Sin embargo, esta diferencia grande hace que revertir el resultado en octubre no sea fácil, alerta a todos los tenedores de posiciones en pesos que les preocupa la posición que ha manifestado Alberto Fernández y que, consideran, significa una vuelta al déficit fiscal. Recordemos que Fernández también habló de aumentar jubilaciones y salarios desde el primer día, cuando no hay margen para eso, y la única manera para hacerlo sería emitiendo moneda.

-El dólar que cerró ayer en el Banco Central a $57,30, ¿se mantendrá en ese precio o se espera que baje?

-Todo depende de las señales que dé tanto el Gobierno como la oposición. El presidente (Mauricio Macri) dijo que ellos seguirán defendiendo el valor del peso, es decir que el Banco Central va a seguir interviniendo en el mercado de cambio como lo hizo hoy (por ayer), aunque igual cerró 11 pesos más que antes.

Pero esta situación ya no depende tanto de lo que haga el Banco Central sino de lo que manifieste el otro candidato (Alberto Fernández), porque la intranquilidad está generada por el posible triunfo de este candidato y no por una política del Banco Central.

-¿Cuál sería el movimiento económico acertado para que el dólar se estabilice o por lo menos no siga subiendo?

-Lo ideal sería que, por un lado, el Gobierno siga con la política de intervención al tipo de cambio como venía haciéndolo los últimos tres meses. Pero lo que resulta fundamental es que Alberto Fernández clarifique su posición al respecto. No olvidemos que él dijo que pretendía un dólar a por lo menos $55 porque decía que estaba atrasado y eso ya lo logró hoy (por ayer).

Pero ese dólar a $55 no es inocente, esta suba se trasladará inmediatamente a los precios provocando que la inflación, que viene bajando hace tres meses, rebote de nuevo.

Es toda una cadena de sucesos que si no hay un rápido y claro posicionamiento de Fernández respecto a esto, lo que va a ocurrir es que la inflación se dispare.

-¿Cuáles serían los efectos que podría producir esta escalada del dólar en la economía de Jujuy?

-Esta situación impacta en todo el país. Hoy (por ayer) ya las concesionarias de autos no estaban realizando operaciones porque no sabían a qué precio vender. Pasó lo mismo con los electrodomésticos, generando un clima de incertidumbre muy grande, y lo que peor que hay en un sistema económico es la incertidumbre, porque frente a ella los agentes económicos para cubrirse toman posiciones que son cada vez más extremas generando un círculo vicioso y un efecto bola de nieve.

Entonces, lo que hay que cortar es la incertidumbre y dar precisión y claridad. Porque es obvio que quien tiene invertido dinero en pesos va a tratar de cubrirse y esas reacciones son incontrolables si no es restaurando la confianza y reduciendo la incertidumbre.

-¿Cuál es la situación económica del país en este momento?

-Estamos en una situación grave por la incertidumbre, pero creo que para no generar un caos económico que afecte a toda la población, en los próximos días Alberto Fernández debe definir su postura. Pero si la mantiene como hasta el momento, esta preocupación en los ahorristas va a seguir. Y hasta octubre vamos a tener situaciones complejas.

-¿Qué es lo peor que nos puede pasar si decide mantenerse en su postura?

-Lo peor que puede pasar es que el dólar ya no valga ni $55 sino que pase a $70, la inflación se vaya por las nubes y habrá mayor pérdida del poder adquisitivo de los asalariados y jubilados y las perspectivas para los próximos años van a ser peores para cualquier administración que esté en el gobierno.

-Además de la suba del dólar, la Bolsa se desplomó, la tasa de Leliq subió al igual que el riesgo país y acciones argentinas en Wall Street se desplomaron...

-Todo es parte de lo mismo, son efectos de la incertidumbre y desconfianza que genera el resultado electoral en distintos ámbitos. Los que tenían acciones de empresas argentinas, ante este panorama salieron a venderlas a cualquier precio porque la cuestión era desprenderse de ellas. Los que tenían bonos del Gobierno argentino, igual, porque aumenta la posibilidad de no pagos y entonces salieron a venderlos. Cuando baja el precio de los bonos hay una relación inversa con el rendimiento, aumenta y como se compara ese rendimiento con el de los bonos del tesoro de Estados Unidos, aumenta la brecha y eso se llama riesgo país que por lo tanto también aumenta. Este aumento hace que cualquier empresa que quiera salir a buscar fondos en el exterior le resulta muy difícil o mucho más caro.

Las empresas pierden valor y se produce una pérdida de capitalización por parte de las mismas y todo es un conjunto de efectos negativos que se van manifestando en distintos ámbitos, pero fruto de lo mismo.

Sin embargo, también tenemos ineficientes industriales argentinos que han vivido por décadas esperando que el Estado los proteja con un tipo de cambio alto para que no tengan que hacer lo que tiene que hacer un buen empresario, que es mejorar su productividad para poder competir.

Y parte del modelo económico que planea Alberto Fernández es volver a ese empresariado que pide protección del Estado y que indudablemente lo paga el consumidor con productos de menor calidad y más alto precio, ya con un dólar alto hay productos que se encarecen de tal manera que son imposibles de comprar.

-¿Cuál es el análisis que hace de esta situación y el panorama a futuro?

-Debemos pensar que las aventuras que durante mucho tiempo se vivieron en Argentina con déficit fiscal, financiado ya sea con deuda o con emisión de moneda, que también es deuda con el pueblo y que este año se está tratando de cerrarlo en cero. Volver a las andadas en este campo es volver a décadas de decadencia. La Argentina vive en decadencia por décadas, con momentos mejores y otros peores, pero siempre en una pendiente muy notoria de deterioro de la calidad de vida de la población.

A partir de la hiperinflación del 75, en adelante, la pobreza en Argentina no bajó del 25% y eso es fruto de estas políticas de encerrarse y no comerciar con el mundo.

Y si se sigue con esta tendencia, lo que vamos a seguir teniendo es cada vez peor nivel de vida en conjunto. Esta caída es tremenda y probablemente no haya otro país en el mundo que tenga una caída de este tipo.

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...