"Le pedimos nos dé ánimo en este momento difícil"

El pueblo de Casabindo honró a su santa patrona como cada 15 de agosto en una jornada con la presencia del sol y sin viento. Alrededor de 3.000 personas se dieron cita para participar de la festividad religiosa y del esperado Toreo de la Vincha.

Como en años anteriores, en un primer momento se desarrolló el acto con la presencia de los referentes locales, miembros de establecimientos educativos, el intendente José Luis Liquín y algunos miembros de su gabinete.

Tras el acto protocolar, los feligreses se dirigieron para ser partícipes de la misa que como otros tantos años atrás estuvo presidida por Pedro Olmedo, obispo de la Prelatura de Humahuaca. "Este pueblo saca lo mejor de lo que es esta fiesta con esta expresión popular de su fe, que es la manera humana de vivir". Olmedo dijo que a la Virgen de la Asunción "le pedimos que nos dé fuerza, ánimo en este momento difícil que estamos viviendo en nuestra patria con esta incertidumbre y como siempre esta situación afecta a los más pequeños y más humildes, a los que menos posibilidades tienen. Que los grandes de arriba se puedan olvidar del orgullo y los resentimientos y piensen un poco más en el pueblo y la gente".

Quien también participó del acto religioso fue Victoria Telecher, reina nacional de los estudiantes, se mostró muy cercana con el público presente que aprovechó para plasmar el encuentro en fotografías. Victoria dijo que por primera vez arribó a Casabindo, "me siento feliz por poder seguir conociendo la provincia". Ante la algarabía estudiantil que se vive por estos días en todos los establecimientos educativos de la zona, Victoria invitó a que "disfruten porque esta fiesta no está en ningún lado, más que aquí".

Finalizada la misa, la imagen sagrada, acompañada por demás misachicos, fue honrada con la procesión. Allí cientos de devotos esperaron su turno para poder portarla en sus hombros y de esa manera recibir la bendición de la Virgen de la Asunción. Este año se observó menos presencia de bandas de música, menos samilantes, pero el fervor del pueblo, envuelto en fe con pedidos y agradecimientos no fue diferente. En el final de la procesión, Cecilia Gutiérrez interpretó en vivo el tema de su autoría dedicada a la patrona que emocionó a más de uno.

Mientras los baquianos locales se aprestaban para comenzar con el ritual a la Pachamama en el corral de toros, no pudo faltar la parte artística con la presencia musical de Canto Docente, la danza, de la mano de la academia "Edmundo Zaldívar" de Humahuaca y el cierre festivo del Grupo Chijra.

Pasadas las 13, en el corral de toros ya se sentía el aroma a coa, allí gente que lleva años haciendo esto, demuestra su experiencia, desde elegir a los toros hasta poder aconsejar a aquellos que llegan para aventurarse por primera vez en la plaza Pedro Quipildor.

Ricardo Ventura es el encargado de realizar el relato, mientras se desarrolla el toreo, pero en aquellos años fue uno más de los tantos toreros de Casabindo. Ahora con alrededor de 50 años recuerda que su colaboración con el Toreo de la Vincha comenzó cuando tenía 12.

“Uno debe ganar esa batalla que se presenta”

Ricardo Ventura participó en tareas del corral, en la búsqueda de los toros en las serranías, toreando en la propia plaza, pero un accidente hace varios años atrás con el toro bravo “el Suri” y los años que siempre pesan lo hicieron alejarse sólo como torero, en la actualidad es el encargado de elegir parte de los toros. Felicitó a las nuevas generaciones, “no es nada fácil salir en busca de los toros, dormir debajo de las cuevas y muchas veces no se puede hacer ingresar a todos. Pero todo se hace con fe y devoción”. 
Rodolfo Ríos, joven torero oriundo de la capital provincial, pudo ser campeón tres veces seguidas desde el 2008. Ríos comentó que estando frente al toro “es una mezcla de sensaciones que se transforman en adrenalina. Esto es como la vida, cuando se te aparecen obstáculos grandes es como imaginarse un toro delante de ti y uno debe ganar esa batalla que se nos presenta”. 


Pasada las 14, 24 toreros se dirigieron frente a la iglesia para ofrendar su valentía, en ese momento Eusebio Ciares, presidente Protemplo, con la invocación de una oración dejó autorizado el inicio del esperado Toreo de la Vincha.


El toro “cara cholo” fue el encargado de la apertura junto al torero Daniel Cusi. “Las jugadas, toro-torero” como lo denominan ellos, había comenzado, más de uno ya había quedado por el suelo. Pero todos esperaban la presencia del toro “antillano”, no era para menos, con su feroz ingreso, minutos después dejaba fuera de combate y sin pantalones a Isaac Tinte, un joven de la localidad de Miraflores que tuvo que salir de la plaza Pedro Quipildor en camilla, auxiliado por el Same. Según manifestaron no era nada grave, pero la situación obligaba a tomar los recaudos necesarios.
De esa manera, Casabindo una vez más honró a su santa patrona. En 365 días, nuevamente el pueblo romperá sus silencios. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...