Como todos los meses el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publicó ayer el índice de inflación de julio, tanto nacional como los correspondientes a cada una de las regiones, sin embargo, estos números perdieron el protagonismo ya que las miradas ahora están puestas en cuál será el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de agosto, que desde ya los economistas estiman tendrá un piso de 4,5%, debido a la conmoción causada por la corrida bancaria desatada el día después de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) que disparó el precio del dólar de $ 46 a $ 61.

 

El IPC de agosto dependerá, en parte, de la instrumentación de la rebaja total y transitoria del IVA a algunos alimentos básicos.

 

Sin embargo, dicho piso podría variar ya sea para arriba o para abajo dependiendo del resultado de las medidas aplicadas por el Gobierno nacional.

Pero al margen de este panorama que dejará recién ver sus consecuencias (en números) durante la segunda semana de septiembre a través del Indec, los datos oficiales correspondientes al mes de julio indican que el Noroeste acumuló una inflación de 27,3%, porcentaje superior a la media nacional correspondiente al mismo período.

Según la medición mensual y en consonancia con la tendencia a la baja que se venía manteniendo, el NOA registró un IPC de 2%, y de 56,1% interanual (julio 2018 - julio 2019).

Según el informe, los rubros que más aumentaron en la región fueron Restaurantes y hoteles 3,7%, registrando el principal incremento el subrubro Comidas fuera del hogar.

También Recreación y cultura 3,6%, Salud 3,4%, Educación 3% y Transporte 2,9%.

Estimaciones para septiembre

En diálogo con El Tribuno de Jujuy el economista y profesor emérito de la Unju, Carlos Aramayo, explicó que si el impacto de la devaluación se traslada sobre el total de la canasta básica alimentaria, considerando también la canasta de servicios, seguramente el índice podría superar el 4%. Sin embargo, destacó que la situación todavía está por verse tras las medidas de "urgencia" que está tomando el Gobierno nacional "para salir del paso y del espasmo que le provocó el resultado" del domingo pasado.

"El salto del dólar registrado entre el lunes y el jueves y que se ve claramente traducido a precios, obliga al Gobierno nacional a anunciar medidas de urgencia parciales como la eliminación del IVA a algunos productos de la canasta básica", contextualizó y sobre cuál podría ser la inflación para agosto indicó que "dependerá en gran medida del traslado de la devaluación del peso a los formadores de precios". Y advirtió que todavía "hay que ver cómo se instrumentará esta quita del IVA" tras considerar que este tipo de aplicaciones no resulta automáticas, pese a que así lo anunció ayer el presidente Mauricio Macri.

En este marco analizó que "si con el dólar planchado durante dos meses la inflación fue del 2,5% promedio, ahora, con el impacto de la disparada del dólar el índice podría superar el 4% y así todos los pronósticos, revirtiendo esa situación que venían mostrando que era una inflación que empezaba a tender a la baja".

Por último, indicó que todas estas medidas tomadas ayer y que suman al paquete anunciado el miércoles "son absolutamente de índole electoral para salir del paso y del espasmo que les provoca que se repita en octubre el resultado electoral del domingo pasado".

Inflación a nivel nacional

En el país la inflación aumentó en julio 2,2%, alentada por la suba de los combustibles, alimentos, y las vacaciones de invierno.

Este aumento del 2,2% se ubicó por debajo del 2,7% de junio e incluso resultó inferior a la estimación del 2,4% que realizaron a fines del mes pasado los principales agentes financieros, que quedó registrada en el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realizó el Banco Central.

La suba de julio estuvo impulsada por el alza del 2,3% en Alimentos y Bebidas, 4,1% en Salud; 3,9% en Recreación y Cultura, relacionado con las vacaciones de invierno, destacó el Indec. La región de Cuyo registró el mayor aumento con el 2,8%, seguida por la Patagonia con el 2,5%, mientras que el del Noreste fue de 1,9%. Con esta suba, entre enero y julio la inflación minorista alcanzó al 25,1%, y en los últimos doce meses el 54,4%. En esos doce meses, los Alimentos y Bebidas aumentaron 58,1%; Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles 57,4%; Salud 64% y Transporte 57,3%.

 

Serán: pan, leche, aceite de girasol, arroz, pastas secas, polenta, yerba, té, mate cocido, huevos, yogur y legumbres.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...