Por la escalada del dólar, comprar un cuarto de coca sale más caro que un kilo de carne

Consumida por siglos antes de la llagada del español,  la milenaria y sagrada  coca se transformó en el complemento ideal para las largas jornadas laborales o simplemente coquear.

Masticar hojas de coca es legal desde 1989, cuando se promulgó en el país la ley de estupefacientes Nº 23.737.

Acompañada con bicarbonato,  yista o estevia, son la combinación indispensable para un buen acullico de hojas de coca, los últimos días para el consumidor  frecuente  fue un dolor de bolsillo más.

El coquear supera las clases sociales, el color de piel o estatus económico, se “coquea” en la oficina hasta el barrio.

En 2017 una persona gastaba mil doscientos pesos promedio mensualmente para darse el gusto de saborear la hoja en su estado natural, la actualidad marca que para comprar se debe dejar otras cosas de lado o esperar un buen amigo convide algunas hojas

La coca común tiene un costo de $ 1000 por kilo, la popular “taki” $ 1100, mientras la “hojeada” de  $ 1300 y  la coca especial de 1600 a 1720 pesos el kilo, siempre hablando de pesos argentinos.

El precio sube al doble  en la capital  jujeña y otras ciudades de los valles,  triplicándose en Salta y Tucumán

Su valor en relación a la semana anterior tuvo un incremento principalmente por la devaluación del peso argentino, sucede el cambio fluctúa entre los 9 a 12 pesos bolivianos, por cada 100 moneda nacional.

Los vendedores de hojas de coca en Villazon, Bolivia, están preocupados los argentinos consumidores por excelencia del vegetal, compran al menudeo o en su defecto optan por no adquirirla.

En un recorrido por esa ciudad boliviana El Tribuno de Jujuy consulto a los vendedores sobre el valor de la coca en sus diferentes variedades, además los comerciantes señalaron hay escases porque parte de la cosecha se perdió debido a las heladas.

“La suba del dólar en Argentina hizo el cambio eso nos afecta mucho también por el frio el precio en nuestro país tuvo un incremento, la coca elegida está en su precio más alto, por eso hemos elevado el precio por el tipo de cambio” dijo una vendedora a nuestro medio.

 “Estamos  sufriendo el tipo de cambio no sabemos qué hacer, la gente hasta la semana pasada venían, ahora estamos llorando porque hemos recibido pesos argentinos y acá no valen mucho y en La Quiaca los comerciantes mayoristas no quieren vendernos” relató.

Cabe mencionar las casas de cambio al otro lado de la frontera juegan un papel fundamental en el movimiento económico regional, son quienes fijan el valor de acuerdo al movimiento cambiario argentino.

Durante la anterior gestión presidencial se regían por el dólar blue, actualmente con la cotización del Banco Central, desde el pasado lunes el peso argentino tiene el valor más bajo desde la época de Ricardo Alfonsín.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...