Cuidado de adultos mayores

El relevamiento de los agentes sanitarios de la Puna permite brindar asistencia social a los ancianos de la zona rural, permitiendo de esta manera realizar un seguimiento de la situación de cada uno de ellos, aunque no es comparable con la atención que necesitan por parte de algún familiar directo.

En las últimas semanas se pudo conocer la situación de dos abuelitas que habitan solas en el paraje de Lumara que dista a 20 kilómetros aproximadamente al sur de Abra Pampa. Se trata de Candelaria Soto, de 75 años, y Fausta Soto, de 76 años, ellas son primas y conviven solas en esa zona rural y según la asistencia social se encuentran saludables.

La asistencia social desde el Hospital de Abra Pampa está presente pudiendo articular un trabajo con demás instituciones para mejorar las condiciones de vida tras conocer la situación de las dos adultas mayores. Por las precarias condiciones en que viven, por el lugar donde están ubicados y sin los servicios básicos se las propuso a las dos abuelitas albergarlas en una casa hogar donde puedan tener mayor atención, pero la misma fue rechazada porque las abuelitas no se quieren desarraigar del lugar donde siempre vivieron. "Ellas nos quieren salir del lugar, toda su vida vivieron allí, están acostumbradas a ese espacio", dijo Anahí Vásquez, asistente social del nosocomio local.

Un relevamiento realizado por distintos profesionales determinó que las mujeres deben seguir viviendo en dicho lugar, además por una situación de respeto a sus propias decisiones.

Según Vásquez, la infraestructura en que viven nos es la adecuada, como así también la parte alimentaria, hay muchas cosas que mejorar, "desde el agua potable, hasta mejorar las condiciones de la vivienda", para esto se notificó de la situación a la Dirección de Adultos Mayores y ante la Municipalidad local con fines de mejorar dichas condiciones, pero hasta la fecha no hay respuestas.

En la última semana del mes de julio una comitiva integrada por Bomberos Voluntarios, una enfermera y el traslado a cargo de la Comisión Municipal de Tres Cruces se dirigieron hasta el lugar, tras una alerta de que hace ya tiempo que no venían hasta la ciudad, por suerte una vez en el lugar no había novedades importantes.

Se supo que las abuelitas no tienen hijos, sino de otros familiares que no conviven con ellas, a diario cuidan de cuatro ovejitas. Es importante destacar la presencia continua del agente sanitario de tal sector en el lugar pendiente del bienestar de las abuelas.

Finalmente, Anahí Vásquez hizo hincapié en la responsabilidad de la familia y de la comunidad, porque "lamentablemente no podemos llegar a todos los sectores, tratamos y no se puede". En la actualidad son dos los profesionales en trabajo social que dependen del hospital de Abra Pampa y deben cubrir no solo dentro del departamento de Cochinoca.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...