Una imputada confesó haber estado con el músico

En el Tribunal en lo Criminal Nº 3 se concretó ayer la segunda audiencia del juicio que se le sigue a dos mujeres por el crimen del músico jujeño Marcelo Eduardo "Pichón" Córdoba.

El Tribunal en lo Criminal Nº 3, integrado por los jueces Ana Carolina Pérez Rojas - presidente de trámite-, Mario Ramón Puig y María Margarita Nallar escuchó el relato de María Florencia Cruz, quien afirmó que esa madrugada la levantó la víctima en la puerta de un boliche para que le practique sexo oral y que a instancia suya subió al auto su amiga Mirna Aylén Céspedes.

Reconoció que desde los 17 años está en la calle y que tiene dos hijas que mantiene ofreciendo servicios sexuales.

Afirmó que había consumido estupefacientes y había ingerido bebidas alcohólicas, y que se encontraba ebria.

Relató que en momentos en que se encontraban en una calle del barrio Cerro Las Rosas sintió un golpe, observó que había sangre y que Céspedes huía del lugar,

Afirmo que sintió miedo y entró en shock, por lo cual salió en búsqueda de Céspedes pero al no encontrarla tomó un remis y se fue del lugar.

Pese a las preguntas de los fiscales y la querella no quedó muy claro en qué momento realizó viaje a Buenos Aires.

También recordó haberle comentado a su pareja Rolando Velázquez de un episodio en Alto Comedero y que el desconocía a qué se dedicaba, así que le mintió.

Como consecuencia de las permanentes interferencias que recibía el defensor Alejandro Gloss por parte de la fiscal Delia Ortiz, que provocaba desorden en la sala y confusión a los testigos, la presidente de trámite después de haber solicitado en reiteradas oportunidades orden y respeto terminó amenazando con hacer uso del artículo 407 y aplicar sanciones disciplinarias.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...