Un jujeño en el XVIII Congreso de Nefrología

El programa de prevención de enfermedad real crónica en Jujuy, elaborado por el médico Denis Bueno, fue presentado ayer en el XVIII Congreso Latinoamericano de Nefrología que se extenderá hasta el 15 del corriente en Lima, Perú. El profesional, al exponer su trabajo, refirió también a las causas de falta de adherencia de los pacientes al tratamiento de hipertensión arterial. Al mismo tiempo compartió un informe de cómo se trabaja en nuestra provincia en torno a la enfermedad de Fabry, una patología congénita que "si no es tratada a tiempo el paciente puede morir".

En una entrevista con El Tribuno de Jujuy, Bueno dijo que la ponencia incluyó las acciones concretadas en las diferentes campañas 2003 - 2004, 2008 - 2009, 2013 - 2015 y 2017 en la provincia. Por el "factor tiempo de entrega del resumen" no pudo agregar la correspondiente a este año, apuntó.

El profesional explicó que "el objetivo era identificar los grupos de riesgo entre la población en diferentes lugares de Jujuy", habiendo evaluado "a 3580 personas a quienes se le realizaba consultas médicas, laboratorio y entrega de medicamentos en forma gratuita".

Precisó que "en diferentes campanas fueron atendidos 3580 personas, algunas en consultorio y otras en su lugar de origen como Perico, Palpalá, Alto Comedero, Purmamarca, Tilcara, Volcán, Humahuaca, San Salvador de Jujuy, Fraile Pintado, San Pedro y Libertador".

Asimismo se estudiaron familiares de pacientes en diálisis, pacientes con hipertensión arterial (HTA) o antecedentes de ella, pacientes con diabetes o antecedentes familiares de la enfermedad, pacientes con antecedentes de insuficiencia renal y pacientes que concurrían a la consulta programada.

Todos fueron atendidos gratuitamente, se les realizó análisis bioquímicos para evaluar anemia, función renal, dislipemia y diabetes, sostuvo Bueno. En ese marco, puso de relieve que "a los pacientes que se detectó HTA, dislipemia y diabetes se entregó medicación durante seis meses y se les ofreció ingresar a diferentes planes sanitarios para continuar con el tratamiento".

Concluyó que se observó un grupo importante (1810 pacientes) que consultaron por primera vez a un médico; el 30% de la población nunca se había tomado la presión y el 48% nunca se realizó un laboratorio de sangre. Fue importante la intervención de acciones para promover la salud y detectar enfermedades que intervienen en la morbilidad y mortalidad de la población, aseguró.

Falta de adherencia

Denis Bueno también presentó en el congreso su trabajo denominado "Causas de falta de adherencia de los pacientes al tratamiento de hipertensión arterial".

Según la Organización Mundial de la Salud, los porcentajes de falta de adherencia de cualquier tratamiento farmacológico varían entre 15% y 93%, con un porcentaje promedio calculado en 50%. "Las consecuencias de la falta de adherencia se pueden resumir en un empeoramiento de la calidad de vida del paciente, una falta de control de la enfermedad, una mayor probabilidad de recaídas y agravamientos, la aparición de efectos secundarios o intoxicaciones e incluso aumentar la morbilidad. Pero es que, además, puede suponer una falta de racionalización en el gasto farmacéutico y sanitario y desde un punto de vista médico puede suceder que los tratamientos lleguen a ser ineficaces por la aparición de resistencias o favorecer una mayor agresividad de una determinada enfermedad", apuntó.

El profesional indicó que se el objetivo fue evaluar las causas de la falta de adherencia de tratamiento de pacientes con hipertensión arterial y en ese sentido estudió a 1.350 pacientes entre los años 2000 a 2018.

En estos pacientes encontró una inadecuada comprensión de la enfermedad, mala comprensión de las indicaciones, indicaciones complejas, creencias culturales, falta de motivación, efectos colaterales de las drogas y baja adhesión inadvertida.

En cuanto a la actuación de los médicos, advirtió desconocimiento de costos y cobertura, falta de educación al paciente, recambio profesional en los turnos, falta de autoevaluación, mala comunicación, inercia médica y falta de tiempo dedicada al paciente. En el sistema de salud, determinó una relación inadecuada entre el prestador y el paciente, trato inadecuado, costos elevados, inconvenientes con el vademécum y dificultad en el acceso al medicamento.

Con esta información puso en marcha diferentes estrategias para mejorar la adherencia, entre ellas, identificación los pacientes de riesgo, educación a los pacientes, mejorar los esquemas posológicos, incrementar los horarios de consulta, disminuir los tiempos de espera, mejorar la relación médico - paciente, contacto con familiares, mejorar las instrucciones terapéuticas y llevar control de la medicación administrada.

Bueno aseguró que estas estrategias mejoraron la adherencia al tratamiento, subrayando que las que más impactaron fueron identificación del paciente que no adhiere, participación de familiares, mejora de las instrucciones terapéuticas y motivación y comprensión de los beneficios de la medicación.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...