Argentina no pudo con España en la gran final

El seleccionado argentino masculino de básquet perdió ayer ampliamente con España por 95-75 en el estadio Wukesong Sport Arena de Beijing y finalizó como subcampeón en el Mundial de China 2019.

 

Emanuel Ginóbili, campeón olímpico y tetracampeón con San Antonio Spurs, felicitó a España y destacó el “orgullo” por Argentina.

El encuentro jugado en la capital del gigante asiático tuvo los siguientes parciales: Argentina 14-23, 17-20, 16-

 

23 y 28-29. Los goleadores argentinos fueron Gabriel Deck (24 puntos) y Nicolás Laprovittola (17 tantos), mientras que España tuvo como principal figura al interno Marc Gasol (14 unidades, 7 rebotes y 7 asistencias), con una entrega defensiva destacable, y el escolta Ricky Rubio (20, 7 y 3).

Argentina comenzó el partido con nervios, malas decisiones en la conducción de Facundo Campazzo e ineficaz a la hora de atacar, ya que los perimetrales no consiguieron quebrar con comodidad la primera línea.

Del lado de enfrente, España fue todo lo contrario: fluidez ofensiva, movimiento de bola, profundidad con la altura de los internos (5 rebotes en ataque) y un goleo repartido para sacar una buena ventaja inicial (12-2) con 5 minutos por jugarse. Y si bien Argentina ensayó una mejoría con un pasaje de 11-2 (13-14) cuando encontró su versión de correr en la transición de defensa a ataque y cambió su intensidad en el aro propio, las entradas de Pau Ribas (5 puntos) y Sergio Llull (2) reacomodaron el tablero español y cerraron al frente por 23-14.

En el inicio del segundo parcial, el conjunto nacional presentó las mismas fallas, a las que se le agregaron las pérdidas -9 en el primer tiempo- que produjeron el desbalance defensivo para que España ponga la máxima hasta ese momento de 31-14 tras un triple de Rudy Fernández a 7' 44''.

Además, Campazzo fue absorbido por sus diferentes marcas y, más allá de la buena entrada de Nicolás Laprovittola, Argentina padeció la poca participación de su principal figura, al igual que la floja actuación de Luis Scola (0/3 en tiros de campo en 16') frente a la tarea impecable de Willy Hernangómez (6 puntos) y Marc Gasol (5) en la pintura.

La pelea en los tableros (España 26 a 15), la ausencia de la defensa que caracterizó al conjunto argentino en el campeonato y la efectividad del perímetro de los europeos justificaron la victoria parcial de 43 a 31.

España liquidó la historia en el tercer período, allí mató cualquier esperanza argentina de la mano de su interno Gasol, dominador en ambos costados, en la electricidad de sus bases y en el manejo cerebral de Rubio en cada circunstancia.

En contraste con lo mostrado a lo largo del torneo, Argentina se convirtió en un cúmulo de arrestos individuales y ahí se vio la diferencia de experiencia y de jerarquía de los planteles. Es por eso que el 66-47 al final de los 10 minutos estuvo justificado.

Los dirigidos por Sergio Hernández pelearon en el cuarto final, en el que Gabriel Deck se destacó con su entrega y aporte en ataque, pero España mostró sus credenciales y aseguró sin sufrir su segundo título del mundo al que llegó luego del 95-75.

Argentina sumó su segundo subcampeonato mundial (Indianápolis 2002) y se quedó sólo con el primer lugar de Buenos Aires 1950.

Los "albicelestes" se fueron con la frente en alto y el reconocimiento del munbo basquetbolístico.

La síntesis

Argentina (75): Facundo Campazzo 11, Nicolás Brussino 8, Patricio Garino 0, Luis Scola 8 y Marcos Delía 2 (FI). Nicolás Laprovittola 17, Tayavek Gallizzi 0, Lucio Redivo 3, Luca Vildoza 2, Agustín Cáffaro 0 y Gabriel Deck 24. DT: Sergio Hernández.

España (95): Rudy Fernández 11, Ricky Rubio 20, Juancho Hernangómez 11, Pierre Oriola 6 y Marc Gasol 14 (FI). Willy Hernangómez 11, Víctor Claver 2, Sergio Llull 15, Pierre Oriola 6, Colom 0, Javier Beiran 0 y Pau Ribas 5. DT: Sergio Scariolo.

Árbitros: Cristiano Maranho (Brasil), Yohan Rosso (Francia) y Steven Anderson (Estados Unidos).

Luis Scola es el hombre récord

El capitán argentino de básquet, Luis Scola, alcanzó ayer el récord de mayores presencias en la historia de los mundiales luego de la derrota contra España por 95-75 en la final de China. El exFerro llegó a las 41 presentaciones, la misma línea que el brasileño Ubiratán Pereira, y dejó atrás a su compatriota Marcel de Souza. A su vez, en el campeonato mundial, Scola (39 años) terminó como el basquetbolista con mayores triunfos, a pesar de la caída contra los españoles, con 32 y dejó debajo a Pereira (30) y al yugoslavo Drazen Dalipagic (30). Finalmente, el mejor ala pivote del certamen, según la premiación de la Fiba, se colocó como el segundo goleador de la historia al marcar 707 unidades, lejos de la marca del brasileño Oscar Schmidt, con 906. Scola también se quedó con la medalla dorada de los Juego Panamericanos de Lima 2019 recientemente y previamente integró la Generación Dorada con el campeonato olímpico de Atenas 2004, la presea de Bronce en Beijing 2008 y el subcampeonato mundial en Indianápolis 2002.

También Scola integró el quinteto ideal del Mundial de China tras el subcampeonato obtenido. El porteño, de 39 años, terminó el campeonato como el mejor ala pivote, con un promedio de 16,9 puntos, 7,1 rebotes y 1,5 asistencias en 29,5 minutos jugados; en la final aportó 8 tantos, 8 recobres y 2 pases gol en 34’. Además, el equipo con los basquetbolistas más destacados lo completaron el serbio Bogdan Bogdanovic, el francés Evan Fournier y los españoles Ricky Rubio y Marc Gasol. A su vez, Rubio, goleador de su equipo en la victoria final con 20 unidades, se llevó las consagraciones al mejor jugador del partido definitivo y del torneo. “Hoy toca estar tristes y felicitar a España. Seguramente, a medida que vayan pasando los minutos, vamos a tomar consciencia de lo que se hizo: un torneo espectacular”, asumió el pivote argentino en diálogo con TyC Sports. Scola ratificó que Argentina hizo “un Mundial espectacular” porque clasificarse a la final “no entraba en la cabeza de nadie”, salvo en la de los propios integrantes del plantel dirigido por Sergio Hernández. “España jugó mejor que nosotros y fue un justo campeón”, concluyó “Luifa” tras la derrota 95-75 en Beijing. Scola hizo historia en China, pero va por más.

Hernández: “Ganamos la medalla de plata”

El director técnico Sergio Hernández ofreció una mirada positiva después de la derrota con España (95-75) en la final del Mundial China 2019, al asegurar que el seleccionado argentino no perdió la medalla de oro sino que ganó la de plata. “Lo que acaba de lograr este equipo es histórico. Hoy ganamos la plata, no perdimos el oro, eso lo tengo clarísimo”, valoró el bahiense en diálogo con TyC Sports tras el partido en Beijing. “Este equipo estará en mi corazón por el resto de mi vida. Estoy muy orgulloso. Nos deja un mensaje para que reflexionemos todos: cuando hay compromiso, trabajo, seriedad y apoyo los resultados se consiguen”, abundó. Hernández apuntó que Argentina “perdió hoy su segundo partido oficial en los últimos 60 días”, sumada a la caída ante México en los Juegos Panamericanos de Lima, donde sí obtuvo el primer puesto. “Hoy nos encontramos con un equipo tremendo, inteligente, que tuvo todo el mérito por lo sucedido en la final. Lo mal que jugó Argentina en la final fue producto de lo que hizo España”, aceptó.

“No tenemos excusas, no estábamos cansados, teníamos una gran ilusión pero España fue muy superior. Nos dominó de punta a punta. Pero nuestro análisis sobre Argentina tiene que separar dos cosas muy diferentes: este partido y el torneo en general”, concluyó. El interno Gabriel Deck reconoció que tenía un tristeza “terrible” en medio de lágrimas tras la caída con España por 95-75 en Beijing, por la final del Mundial de China de básquetbol. “Tengo una tristeza terrible por lo que ha pasado.

El equipo se portó de 10 durante todo el proceso, nos vamos contentos por ese lado. No se dio el título y ojalá que podamos conseguir la posibilidad de otro podio en algún momento”, aseguró el santiagueño en una nota con TyC Sports, con lágrimas en los ojos. “Con el correr de los días nos vamos a dar cuenta con lo que hemos logrado. Ojalá podamos seguir así y marcar una línea para lo que viene”, destacó el ex Quimsa y San Lorenzo de Almagro. Además, Deck, actual jugador de Real Madrid de España, recordó: “Esta camada viene jugando hace un rato, se nota en cada partido el compañerismo y esperamos estar así por muchos años más. Quiero mandar saludos a la gente, nos hubiera gustado llevarles la medalla de campeón pero no se pudo”. Asimismo, el goleador argentino en la final, con 24 puntos, subrayó que todo el torneo se “identificó” con el equipo y que se fueron con la “frente en alto” del campeonato.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...