Tumbaya honró a su santa patrona

Con el acompañamiento de cinco bandas de sikuris y de vecinos de comunidades cercanas, la parroquia de Tumbaya celebró la jornada del domingo último las fiestas patronales en honor a Nuestra Señora de los Dolores, en medio de un cálido sol mezclado con el viento Norte.

Las honras comenzaron cerca de las 9.30 con el acto protocolar que se realizó en la plaza Manuel Belgrano, con la presencia de vocales, comisionado municipal, representantes de comunidades, vecinos y servidores de la capilla.

Tras el izamiento del Pabellón Nacional y, luego de entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, se brindaron palabras alusivas y de bienvenida para los visitantes de otras localidades y de las 43 comunidades de la zona Quebrada, Puna Valles que conforman la parroquia de Tumbaya.

Poco después de las 10 se dio inicio a la celebración de la santa misa, que estuvo presidida por el padre Abraham Pereyra.

En su homilía el cura párroco destacó que era "un día especial porque honramos a la patrona de toda la parroquia, no es únicamente Tumbaya, sino las 43 comunidades. Honramos nuestra madre desde el dolor, a los pies de Jesús, mirándolo a él y a nosotros mismos para tomar conciencia sobre las realidades que hoy nos toca vivir, como la pobreza de algunos hermanos".

Además, recalcó que "este es el año de la familia, donde el lema es Familia que respeta, ama y sirve a la vida. Este es el valor de la familia que con dolor ve a su hijo y ahí estamos nosotros como comunidad, a vivir intensamente este año que tenemos dos acontecimientos importantes, los 400 años de la Virgen del Valle de Catamarca y 100 años de la Virgen del Rosario que está en la Catedral".

Ofrenda musical

Finalizada la eucaristía, las bandas de sikuris se prepararon para caminar junto a la santa patrona por las calles del pueblo, en medio de un sol intenso y fuertes ráfagas de viento Norte.

Este año estuvieron presentes las bandas San Francisco de Asís de Tumbaya, Juvenil de Tumbaya, Generación de Tumbaya Grande, Punta Corral y María Virgen de la Unión de Volcán.

Al regresar a la capilla, las bandas de sikuris realizaron una pequeña retreta mientras los feligreses se despedían de las imágenes de santos y vírgenes que estuvieron en la jornada.

Y antes de retirarse las familias aprovecharon para comprar comidas dulces y saladas que estaban a la venta en la plaza del pueblo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...