"Disfruto muchos estar con los chicos y poder apoyarlos en esta etapa"

En nuestro recorrido por el gran canchón instalado en el predio de la Ciudad Cultural, pudimos observar repetidamente como a la par de los carroceros, los docentes asesores y los que los acompañan trabajan en cada detalle de un proyecto que sienten propio. Lo que los mueve va mas allá de una tarea ligada a su función en las aulas sino que ellos son parte de cada proyecto que se gesta en todas las escuelas secundarias que participan de los desfiles de carrozas.

En nuestra charla con Valdemar, pudimos ver en él a los cientos de docentes que mas allá de sus obligaciones laborales disfrutan del tiempo compartido con sus alumnos y los acompañan en la gran tarea de lograr la construcción de un proyecto artístico que los desafía en todas las áreas del conocimiento y también lo emocional.

¿Hace cuantos años que acompaña a los carroceros de la escuela?

Cuando cursé la escuela secundaria fui carrocero y cuando empecé a ejercer como docente también acompañé a los carroceros. Siempre estuve con ellos, llevo 32 años de docente, de los cuales 10 vine a acompañar a los chicos en los desfiles de carrozas y este año fui designado como profesor asesor. Pero siempre estuve junto a los carroceros en todos mis años de docencia.

¿Cómo se inició el trabajo en este año?

Empezamos antes de las vacaciones de invierno, estuvimos con los chicos desde el momento que presentan los proyectos de modelos de la carroza. Hicimos una reunión en la que todos eligieron el proyecto que más les gustó y desde allí comenzamos a trabajar juntos. Hace un par de años atrás, esta tarea la hacemos en conjunto los profesores asesores y los profesores de las practicas profesionalizantes.

EQUIPO/ LOS ALUMNOS DESTACARON EL ACOMPAÑAMIENTO DE DOCENTE.

¿Cómo se realizan las prácticas profesionalizantes?

Los alumnos de quinto y sexto año son los que realizan sus prácticas profesionalizantes en la construcción de la carroza. Reúnen las 216 horas de prácticas durante la construcción de carrozas en las diferentes áreas. Eso requiere que hagamos tareas conjuntas con los profesores de esos espacios. Los alumnos deben presentar proyectos de mecanizado, automatización, también deben desarrollar la parte hidráulica, neumática, electricidad entre otros contenidos. Se les pide que apliquen todo lo que aprendieron durante toda la cursada del nivel secundario. Antes la carroza era un proyecto que surgía de los chicos y lo hacían fuera de toda curricula, pero hace dos años atrás lo incorporamos como un contenido de la institución, hoy es un proyecto institucional.

¿Cómo es el intercambio que se genera entre alumnos y docentes en el canchón?

Lo primordial es mantener el respeto entre los alumnos y los docentes, tratamos siempre de limar cualquier tipo de aspereza, lo importante es que trabajemos juntos y que entre los chicos se entiendan y puedan aunar criterios en la toma de decisiones que surgen en la construcción de la carroza. Tenemos que sobrellevar el ánimo del grupo. El desafío es lograr que los que piensan distinto puedan lograr los acuerdos necesarios para todos estén conformes y podamos seguir trabajando armónicamente. Creemos que deben internalizar la tarea en grupo, porque una carroza no la pueden construir de forma aislada, cada pieza de la carroza se convierte en un proyecto que lo desarrollan en grupos de 3 o 4 chicos. Tenemos un grupo grande de 10 a 14 chicos encargados de la iluminación, al igual que el grupo de neumática e hidráulica son más o menos 8 chicos.

¿Cuáles son los aprendizajes que surgen en los canchones?

Creo que ser carrocero o colaborar con la construcción de una carroza es una etapa muy rica para los adolescentes. El secundario es una etapa que ellos viven a pleno y poder ser parte de este proyecto es el cierre de una etapa, un cierre de oro. Los que más participan son los chicos de quinto y sexto año y luego empezarán una nueva etapa con muchos recuerdos y los que como yo siguieron la carrera de docente, seguramente se reencontraran en los canchones como me pasa a mí.

¿Qué significa para usted ser profesor carrocero?

Es algo que vivo con mucha responsabilidad y también con gusto, yo disfruto de estar con ellos y de poder participar de la construcción de la carroza. Además soy consciente de que los chicos necesitan de nosotros los profesores, quizás no nos necesitan para doblar un hierro o para soldar porque eso lo hacen ellos y muy bien, pero en otros ámbitos necesitan de nuestro apoyo. Muchos tienen problemas y necesitan la contención y estamos para ayudarlos. Yo tengo todas mis horas en esta escuela así que siempre estoy con ellos apoyándolos en todo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...