Homenaje a los hermanos Leach

Desandar las páginas de la gloriosa historia de nuestros pueblos, permite sembrar en los corazones de las nuevas generaciones, no sólo el amor por el terruño sino el conocimiento y el reconocimiento hacia los pioneros, aquellos hombres y mujeres, que con su tesonero trabajo, fueron delineando el próspero perfil de la tierra que habitamos.

El 19 de septiembre de 1943, en ocasión de conmemorarse el 60° aniversario de la fundación de Ingenio la Esperanza, durante un acto en el que marcaron presencia importantes autoridades, se procedió al descubrimiento y bendición del monumento y una placa recordatoria, tributo dedicado a los fundadores del Ingenio La Esperanza, los hermanos Leach.

Actualmente, el monumento permanece en el centro de la conocida plazoleta Trapiche, ubicada en el sector de ingreso al gran playón por el que se accede al portón de fábrica. Lamentablemente, el trapiche de madera denota un avanzado deterioro, propio del paso de los años, por lo que sería de buen agrado, que las autoridades tomen cartas en el asunto, restauren la obra, la preserven del vandalismo, ya que se robaron una placa y la de gran porte presenta escritos con corrector blanco.

Con la sola excepción de la placa de bronce fundida en Buenos Aires, donde se puede leer los nombres de los cinco hermanos Leach, la obra fue construida enteramente con materiales jujeños. Fue proyectada por don Alvaro Vaqué, el monumento, luce el verde claro ónix, piedra extraía de la finca Las Cañadas, coronado por un modelo, en quebracho colorado, de los primitivos trapiches y cercado por piedras rústicas del río Grande.

LOS HERMANOS LEACH/ FOTOGRAFÍA DEL ARCHIVO DE JOBINO SIERRA E IGLESIAS.

En su libro "Un tiempo que se fue", el historiador y multidoctor Jobino Pedro Sierra e Iglesias, indicó que todos los hermanos Leach no fueron los fundadores de Ingenio La Esperanza, siendo Rogelio o Rogerio Leach, el único que integró la compañía que lo estableció y destaca que posteriormente, sus hermanos Guillermo, Gualterio, Esteban, Francisco y Normando, se constituyeron en grandes propulsores de la misma. El doctor Jobino, fue quien reivindicó a la única hermana mujer Emmeline o Ermelinda Leach, quien tuvo activa participación en la empresa y quienes escribieron la historia, omitieron nombrarla. El historiador recordó que cuando se inauguró el monumento, en la placa de bronce no se colocó el nombre de Ermelinda Leach, la hermana mujer que también estuvo en San Pedro, "Ermelinda vino de Inglaterra para acompañar a su hermano Gualterio que era soltero y además era una de las accionista en el Ingenio, pero lamentablemente, por ser mujer, no se le dio el lugar que debió tener en el protagonismo de la familia Leach, de modo que colocar su retrato en la portada de mi libro, es un justo y merecido reconocimiento", sostuvo en oportunidad de mantener una entrevista con el recordado doctor Jobino.

La placa fue descubierta por la hija de Esteban Leach, Lilias Leach de Brundell, acompañada por el administrador general.

La obra fue bendecida por el padre Luis Gross, mientras los niños de las escuelas de La Esperanza, Calilegua y los lotes azucareros, rodearon el monumento y colocaron ofrendas florares.

El mensaje principal fue dirigido por el entonces administración general Douglas Gordon Davidson, quien se refirió a la historia de la industria azucarera, hasta llegar a la meritoria labor de don Miguel Francisco Aráoz, cuyos familiares asistieron a la ceremonia, para culminar con la desarrollada por los hermanos Leach.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...