El acueducto dañado será custodiado por la Policía

El origen de la suspensión del servicio de agua de ayer  en algunos barrios como Los Perales, Chijra, Bajo y Alto La Viña, entre otros, fue calificado como un “atentado” por las autoridades de Agua Potable de Jujuy quienes anunciaron que se adelantará la finalización de la obra para preservarla. El acueducto afectado está custodiado, y por la intervención se hizo  una denuncia penal por el perjuicio ocasionado,  que aseguran pudo haber sido muy grave.
En conferencia de prensa el presidente de Agua Potable de Jujuy,  Galarza detalló que se solucionó rápidamente el  atentado contra el acueducto  que afectó los barrios Alto La Viña, Los Perales, Bajo La Viña, Chijra, barrio Prensa y otros. 
“Lo que a nosotros nos  llama la atención es la coincidencia de la inauguración de la Planta Alto Reyes, que se esperaba desde 41 años  que se termine para que no falta agua”, precisó Galarza. Planteó que quien lo hizo tenía conocimientos porque sabía qué debía desajustar o romper y que generó que tuvieran que cortar el agua para arreglarlo.
Por ello hicieron la denuncia a la Policía y explicó que está Criminalista y el fiscal de turno investigando “Es un atentado”, aseguró Galarza y explicó que pese a que suele suceder que atenten en otras obras no se había dado a conocer, pero aclaró que en este caso “fue puntual y fue adrede”. 
Para evitar nuevos daños es que solicitaron a la Policía seguridad hasta que se termine el acueducto a prueba y decidieron adelantar la finalización del mismo para taparlo y hacer las cámaras de hormigón donde están las válvulas de exclusas y de aire, de modo de evitar problemas que pongan en riesgo a toda la población.
“Lo descubrimos en la madrugada de ayer (por el jueves) donde habían atentado contra un acueducto que se terminó hace por lo menos 60 días, que está en etapa de prueba, y que viene a suplir la problemática de transporte y de aducción de todo el margen izquierdo del río Grande”, explicó Galarza al relatar el hecho.
Enfatizó por ello  que si la empresa de agua no percibía este atentado en la mañana, se bajaba la cisterna de Alto Reyes e iban a quedar  sin agua no sólo el margen izquierdo del río Grande  sino todo el centro y la mayoría de los barrios de San Salvador de Jujuy. 
Explicó que esto generó no sólo un problema social, para la salud pública sino para la empresa que tuvo que disponer material, combustible, personal, horas extras, ya que tuvieron que trabajar en forma permanente todo el día para restablecer el servicio.  Ponderó por ello que se logró reponer el servicio alrededor de las 22.30 y aclaró que hubo lugares en donde faltó agua pero que debió tratarse de casos puntuales de aire u otra dificultad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Política

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...