Cuatro ciudadanos chinos ingresaban ilegalmente

Tras una cinematográfica persecución, personal de la Dirección de Narcotráfico logró interceptar una camioneta que transportaba a cuatro ciudadanos chinos que tenían ingreso legal a Bolivia pero no a nuestro país.

Los hechos se fueron sucediendo cuando un vehículo importado en el que viajaba una pareja pasó reiteradas veces por puestos de control fijo de Gendarmería y móviles de la Policía de la Provincia, iba de sur a norte por ruta nacional 9 y luego lo hacía en sentido contrario, cosa que despertó la sospecha de los policías. Luego de un tiempo el automóvil que generó sospechas llegó a otro puesto de control, precediendo a una camioneta. El automóvil pasó los controles sin dificultad mientras que la camioneta varias veces dio giros en "U" para evadirlos. Realizó esta maniobra varias veces desde paraje Huajra hasta Volcán, lugar este donde finalmente se detuvo tras haber caído en una ardid de las fuerzas de seguridad que consistió en detener un camión que se dirigía con sentido norte, sobre la cinta asfáltica obstaculizando el carril sur-norte. Posteriormente la camioneta se aproximó al control, donde nuevamente se le hizo señas para que detuviera la marcha, haciendo caso omiso, avanzando de forma brusca chocando el lateral izquierdo de la pick up con el lateral derecho del camión, desprendiéndose la tapa del tanque del combustible. En su derrotero la pick up Ford Ranger realizó maniobras violentas que terminaron por romper la cubierta de la rueda delantera derecha contra el guardarraíl. Aún así llegó hasta la altura de la calera en la localidad de Volcán, lugar donde se detuvo, situación que aprovecharon el conductor y acompañante para tratar de escapar entre los matorrales y la oscuridad de la noche. Aunque atraparon a uno, el otro pudo escapar.

Al acercarse al rodado con el fin de revisar el interior, que estaba con las puertas abiertas y sin llave de contacto, se dieron con cuatro personas de sexo masculino con rasgos asiáticos, pudiendo establecer que eran ciudadanos chinos, los que registran su ingreso legal al Estado Nacional de Bolivia y no a nuestro país.

También se realizó un rastrillaje en un diámetro de 500 metros del lugar del hecho, a fin de individualizar a la otra persona obteniendo resultado negativo, encontrándose un celular marca LG destapado.

Paralelamente en el control dispuesto en el puente de Tumbaya Grande, se detuvo a la pareja que viajaba en el auto importado por faltante de documentación y la evidente vinculación con los ocupantes de la camioneta, y se procedió a la demora preventiva de ambas personas. Consultado el agente fiscal federal, dispuso se actúe sin detenidos con secuestro.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...