Caos y falta de control en el acceso a la Nueva ciudad

Un número importante de vecinos, que viven sobre la calle prolongación Paterson de la nueva ciudad en San Pedro, manifestaron su preocupación por el descontrol y el caos de tránsito que se genera todos los días sobre esta arteria, por lo que pidieron la intervención del estado municipal.

 

Los fines de semana los motociclistas invaden este espacio y realizan picadas durante la madrugada.

 

La Paterson, como se la conoce popularmente, es uno de los accesos más importantes a los barrios del sector conocido como la Nueva Ciudad. Entre ellos, 17 de Agosto, Esteban Leach, San Roque, San Antonio, Cosentini y Los Lapachos.

El problema más grave es la excesiva velocidad que desarrollan los automóviles y las motos, desde que ingresan al barrio. Cuando se terminó de asfaltar, esta calle todos la tomaron como una pista de carrera, dijo un vecino del barrio Esteban Leach.

Aunque pasando el predio de la vieja Usina, la calle se convierte en una avenida, todos circulan por la mano que está asfaltada, evitando la vía que en su momento fue enripiada y que hoy presenta un pésimo estado.

Los autos se pasan rozando y ya hubo varios accidentes, por este motivo, argumentó una mujer que vive sobre la avenida. Agregó que a veces no pueden ni cruzar la calle para ir a hacer las compras, las mascotas no pueden ni salir a la vereda, mucho menos los chicos.

Ni hablar los fines de semana, cuando las motos invaden este espacio y realizan picadas durante la madrugada.

Los vecinos pidieron más control de los inspectores de Tránsito y que señalicen el sentido de las calles, para que los conductores de motos y autos tomen conciencia y respeten estas normas.

Además, pidieron mejorar la iluminación en toda la extensión de la calle Paterson, ya que por ahí todos los días, desde muy temprano trabajadores y estudiantes circulan y necesitan por lo menos sentirse seguros.

También agregaron que desde el barrio San Antonio, pasando Cosentini y hasta Los Lapachos, la Paterson presenta un estado deplorable.

Los pozos de las calles, ya pasaron a ser cráteres y se hace imposible circular. Como consecuencia de esto, muchos remiseros, para no dañar sus automóviles, evitan entrar hasta el final del barrio, dejando sin transporte a muchas familias.

Pidieron que las autoridades actúen sobre estas problemáticas, ya que si llega una solución, beneficiará a este populoso sector de San Pedro, donde viven más de 15 mil personas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...