Un lugar para el pueblo y su lucha por vivir mejor

La participación ciudadana dentro de nuestro matutino ha ido tomando con el paso de los años mucha más relevancia. Ese espacio que desde los inicios de El Tribuno se dedicó a los vecinos, trabajadores, deportistas o artistas, entre otros actores sociales, se agigantó en este último tiempo dentro del diario de cada día.

La inauguración de sub-secciones fijas que se encargan de visibilizar estas realidades que tienen que ver con habilidades, problemas o experiencias particulares que poseen los jujeños hizo que a diario se publiquen historias conmovedoras.

Estas sub-secciones se localizan dentro de la sección locales que tiene a los lunes a "Jujeños Solidarios", los martes a "Jujeños Inclusivos", los viernes "Perspectiva de Género", los sábados "El Tribuno en los barrios" y los domingos a "Saber y Hacer" y "Jujeños en el extranjero".

Todos estos espacios buscan contar historias y reflejar diversas realidades. Es así que tienen su lugar las personas que tienen como hábito ayudar a los demás, las que luchan por la inclusión social de las personas con discapacidad, las que decidieron partir hacia otro país, las que se destacan en alguna profesión poco común, los vecinos en el barrio y las personas que están inmersas en cuestiones de género.

En ese último aspecto me quiero detener, ya que es la flamante sub-sección que lanzamos. La perspectiva de género es un tema que fue tomando mucho protagonismo en esta última década por la creación de leyes que avalan estas nuevas perspectivas y los diferentes espacios que se crearon o tomaron más fuerza para pedir que se siga avanzando en esta lucha.

Lucha que tiene que ver con la identidad de género o la violencia hacia la mujer por ejemplo.

Problemáticas que se fueron visibilizando con más profundidad a medida que la sociedad fue evolucionando y que nos involucra a todos.

Ya no es raro ver a personas homosexuales en la calle, y si es raro, no debería serlo porque se crearon leyes de matrimonio igualitario o de identidad de género que le dan respaldo legal. Y en lo social, fuimos aprendiendo a aceptar esto que antes era discriminado o motivo de burlas que dañaban a muchas personas.

Hubo avances pero todavía hay mucho por hacer, al igual que lo relacionado a la violencia hacia la mujer. En otras épocas era un tanto "natural" ese sometimiento que aún existe de parte de hombres perversos hacia las mujeres. Estaba tan naturalizado que parecía normal que ellas no trabajen, sean golpeadas o acosadas, entre otras cuestiones.

No digo que eso está actualmente resuelto, todavía hay índices muy altos de femicidios o siguen existiendo parejas gays que son golpeadas y hasta personas trans que no pueden entrar a un boliche, por ejemplo.

Hay mucho por hacer dentro de esta problemática pero los aportes de los medios de comunicación son de suma importancia ya que se instalan en ese terreno y mediante su material buscan impactar en la consciencia de la sociedad que, en parte, aún se resiste a estos cambios. Porque algunos aún señalan con el dedo u ocultan realidades que deben salir a la luz porque detrás de eso hay personas que están sufriendo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...