Sufrió un infarto en Bolivia y debe pagar 6.500 dólares

El miércoles pasado, el jujeño Luis Gutiérrez de 54 años, tuvo un infarto en la ciudad de Cochabamba, Bolivia, y fue internado de urgencia en un nosocomio de ese lugar.  Desde ese día hasta hoy debe 6.500 dólares y su familia contó que le negaron el traslado a un hospital público.

“El único que puede hacer algo es el Gobierno de Jujuy nos dijo el Cónsul Argentino en Bolivia”, mencionó Brenda Gutiérrez, hija de Luis. La familia es oriunda de la localidad de Palpalá y el hombre desde hace cuatro años que vive en Cochabamba.

Al respecto, desde el Ministerio de Salud informaron que el caso de Gutiérrez no entra dentro de lo denominado como acuerdo de reciprocidad debido a que él habitaba en Bolivia desde hace cuatro años y por su internación en un nosocomio privado.

“El ciudadano es argentino, pero reside y trabaja hace aproximadamente cuatro años en Bolivia, con lo cual su situación no se encuentra contemplada dentro del convenio marco establecido, debido a que está internado en una clínica privada. Sin embargo, desde el consulado de nuestro país; se ofreció a la familia realizar el traslado hacia el sistema público para poder brindar una solución”, emitieron desde el ministerio.

El hecho ocurrió el miércoles pasado cuando se dirigía a la empresa de seguridad en la que trabaja, “caminaba casi inconsciente y se desmayó. Una mujer lo vio y lo auxilió llevándolo al hospital La Esperanza, ahí le dijeron que estaba en estado crítico y que precisaba con suma urgencia una diálisis y un respirador que ellos no tenían”, comentó su hija.

La mujer de inmediato llamó al hospital Viedna que es público, ahí le explicaron que no había lugar, que no lo podían recibir y que no podían hacer nada.

En ese sentido, Andrea, otra de las hijas del hombre sostuvo que “Viedna era el único nosocomio público en todo Cochabamba que tenía lo necesario para atender a mi padre. La señora que lo estaba ayudando tomó la decisión de llevarlo al Univalle que es privado. Nos llamó, no contó la situación y salimos rápido para allá. Estamos muy agradecida con esta persona por él estaba entre la vida y la muerte”.

Siguió diciendo que “cuando llegamos pensamos que era público y era como allá. Pero nos dijeron que es privado y teníamos que pagar una entrega inicial de 3 mil dólares para que lo sigan asistiendo y esa suma se fue incrementando hasta llegar a los 6.500 dólares que estamos debiendo”.

Al respecto, Brenda Gutiérrez explicó que “nosotros no contamos con ese dinero y nos estuvimos moviendo toda la semana para que se realice el traslado. Lo primero que hicimos fue dirigirnos a la cónsul que nos comentó que no podía ayudarnos porque era un hospital privado y que el Gobierno no tiene dinero para darnos una mano”.

“Entonces le pedimos una abogada para que nos asesore, pero nos dijo que ‘una abogada cuesta’. Después, cuando volvimos a verla nos habló distinto, mucho mejor, y eso fue porque nos movimos mucho e hicimos un llamado a la solidaridad por las redes sociales. Queremos que los trasladen a un hospital público”, añadió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...