Un mundo de fantasía  para los chicos del hospital

Luciendo un guardapolvo un tanto extraño, teñido con divertidos colores y una llamativa nariz roja, los Payamigos Hospitalarios recorren cada semana las distintas salas de Hospital Materno Infantil para visitar a los pequeños que se encuentran internados. Con el objetivo de hacer mas llevadera la hospitalización de los chicos, los mas de 30 voluntarios que integran el grupo alista su equipo de trabajo para realizar cada intervención, en la que incluyen juegos, cantos, baile, lectura de cuentos y un sinfín de propuestas con las que buscan captar la atención de los pacientes y transportalos, por un momento, a un mundo de fantasía.

Así lo explicó Franco Sajama, coordinador del grupo, quien advirtió que cada voluntario, tanto en las intervenciones grupales como individuales busca dar contención y distensión a los chicos. "La idea es que los chicos pasen un momento distinto, que puedan jugar, distraerse y a la vez interactuar con sus compañeros de habitación, siempre priorizando lo que a ellos les gusta hacer" dijo el voluntario.

El grupo recorre las salas Fucsia, Amarilla y Naranja y en cada encuentro con los pacientes hay un vinculo particular. "Nuestro vestuario, que es un guardapolvo con detalles en colores, ropa de color, gorros, antenitas, una nariz de payaso, hace que sea mas fácil llegar a los chicos y que ellos desdramaticen la figura del medico. Lo mismo hacemos con los elementos del hospital como las jeringas, los papagayos, nosotros las ‘payajizamos’ para que les pierdan el miedo".

Contó que en algunos casos cuesta que los niños dejen los celulares y tablets, pero siempre lo logran ayudandolos a que tengan otro tipo de entretenimiento durante el día.

Una motivación mutua

Cada intervención se traduce en una mejora emocional e implica en muchos casos una forma de motivación para los pacientes; pero sin duda deja una particular satisfacción en cada Payamigo. "A veces los chicos no quieren hablar, están desganados, no quieren comer y los papás nos cuentan que después de nuestras visitas cambian de animo. Esas son las cosas que en definitiva nos llenan y nos motivan a seguir; es hermoso el cariño que nos dan, siempre nos esperan o nos piden que volvamos".

Nuevos proyectos y mas voluntarios

Actualmente el grupo de Payamigos Hospitalarios cuenta con 32 voluntarios, pero la intención es sumar mas colaboradores. “Tenemos varias ideas y proyectos pero necesitamos mas voluntarios. Queremos sumar, además del Materno Infantil y los geriátricos, al Hospital Pablo Soria para trabajar con pacientes adultos”, dijo Franco Sajama por lo que recordó que quienes deseen pueden sumarse al grupo. “Cualquiera puede ser payamigo, pero antes debe capacitarse física y emocionalmente. En 8 o 9 encuentros les enseñamos algo de teatro, improvisación, y ciertos aspectos que deben cuidar como el lenguaje” dijo y convocó a los interesados a contactarse a través de las redes sociales.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...